La Junta de Andalucía ensalza la gran labor que está desarrollando la Fundación “Don Bosco” en Linares, a través de la unidad de orientación y acompañamiento a la inserción. Así lo ha destacado hoy la delegada del Gobierno, Ana Cobo, que ha visitado este programa de la Junta, que gestiona y desarrolla la fundación en el barrio de Arrayanes, y a lo largo de 2017 y 2018. Cobo Carmona ha destacado que esta unidad ha atendido a cerca de 700 personas, ya ha cumplido el 82% de sus objetivos, y sobre todo ha destacado que han logrado 266 inserciones, es decir, casi el 50% han encontrado ya un trabajo. Entre el perfil de sus usuarios, destaca el alto nivel de mujeres (54%), de personas mayores de 45 años (45%) y de jóvenes menores de 30 (22%).

La delegada ha insistido en la atención totalmente personalizada, “a la carta”, que desarrolla la fundación, y ha destacado especialmente la gran valía de su programa de retorno a la formación reglada, “que está logrando que muchos jóvenes que dejaron la formación muy jóvenes, retomen los estudios, sabiendo que cuentan con recursos de gran calidad, como el cercano IES Oretania, donde están comprobando que con un ciclo de dos años de Formación Profesional se garantizan un futuro mejor”.

Ana Cobo ha insistido en “la solidez y solvencia” de “Don Bosco” en Linares, con la que la Junta lleva colaborando desde hace tiempo, y ha asegurado que lo va a seguir haciendo, “dando un impulso a quienes, por circunstancias varias, están atravesando una situación difícil, dándoles herramientas para poder acceder en igualdad de condiciones al mercado laboral”. Así, ha insistido en que los que conforman “Don Bosco” siguen “poniendo ojos y mucho corazón en atender las nuevas formas de exclusión” y “en ese encomiable trabajo van a seguir contando con el Gobierno andaluz”. De hecho, la Junta destina 147.825 euros a este Orienta, que atienden dos orientadoras. Y al que se suma otra unidad, que la fundación gestiona en la barriada de El Valle (Jaén), contando así con un total de 308.500 euros para las dos unidades.

Las dos unidades de orientación de “Don Bosco” (en Linares y Jaén) más la de “Avance” (Jaén) son las que están enfocadas en la provincia a usuarios con más dificultades de acceso al mercado laboral. Además, Linares cuenta con otra unidad de la red “Orienta”, que gestiona Forem-A. En total, esta edición (2017-18), 19 entidades y ayuntamientos de la provincia de Jaén están desarrollando programas de orientación profesional y acompañamiento a la inserción, a través de 60 profesionales y con una inversión global de la Junta de 4,3 millones de euros.

Ana Cobo ha insistido en la relevancia de este programa “Andalucía Orienta”, que cuenta con técnicos especializados que prestan un servicio de asesoramiento y acompañamiento intensivo en el proceso de búsqueda de trabajo de los demandantes de empleo, a través de itinerarios personalizados de inserción (IPI). Estos IPI garantizan una atención individualizada y un seguimiento y contacto periódicos con los usuarios, a los que, según su perfil, atendiendo a sus carencias y potenciales, se buscan opciones de formación y empleo, se les deriva a otras políticas activas de empleo. A su vez, ha recordado que la presente edición de “Orienta” tiene por vez primera un periodo de vigencia de dos años (en lugar de uno), para lograr un atención más eficaz. Cobo ha insistido en que para el Gobierno andaluz “la orientación es fundamental, una pieza clave para mejorar la empleabilidad, para trabajar las posibilidades de cada perfil y avanzar en la meta: en el acceso al empleo”.