La Guardia Civil, concretamente el Servicio de Protección de la Naturaleza, en el desarrollo del programa PACIAP,  en compañía de Inspectores de Pesca, procedieron a inspeccionar el interior de las instalaciones de una distribuidora de pescado, ubicada en el el polígono industrial de “El Guadiel”, ya en el término municipal de Guarromán,.

En las inspecciones, realizadas el pasado día 20 de julio actual por las Patrullas del SEPRONA de Linares y Cazorla, se procedió por parte de los Agentes actuantes a detectar una partida de pescado compuesta por
dos atunes rojos, los cuales carecían de cualquier etiquetado y trazabilidad que demostrara su origen lícito, cada atún venía en caja de corcho, en el que una de ellas venia rota por los extremos, por donde
asomaba la cola del atún, por lo que se procedió a desprecintar ambas cajas, hallándose en una de ellas un atún rojo completo y en la siguiente caja, otro espécimen de atún rojo, el cual carecía de cabeza y cola.

Una vez examinado por los Inspectores de Pesca de la Delegación de Agricultura y Pesca de la Junta de Andalucía, el pescado fue declarado no apto para el consumo humano y destruido posteriormente.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA