Operarios de la empresa concesionaria del servicio de aguas en nuestra ciudad, Linaqua, acompañados por agentes de UIP, procedieron en el día de ayer al corte de enganches ilegales en la barriada y otras de Linares.

Ante ello, las familias afectadas, unas 200, se han constituido en plataforma, reconociendo que han estado ilegalmente
enganchados a la red de suministro, todo ello, aseveran “como consecuencia de los diferentes factores socieconómicos que dicen afectar  a la comunidad”. Explican que los enganches ilegales de agua son consecuencia de las “irregularidades habitacionales y de empadronamiento en la que se encuentran la mayoría de familias”.

Ante esta situación las familias dicen haber llegado a unos “acuerdos de compromiso de buena voluntad”. Así todas las familias se comprometen a pagar los recibos de agua “teniendo en cuenta su situación económica”, dicen. Del mismo modo se comprometen “a tener las zonas de vivienda, comunes en condiciones de higiene y habitabilidad”.

Finalmente solicitan que se forme una mesa de negociación donde Linaqua, Concejalía de Bienestar Social y Miembros de la Plataforma estén representados.

Esta mañana vecinos afectados por los cortes se han concentrado a las puertas de la Estación de Madrid, donde se estaba desarrollando un Pleno del Ayuntamiento de Linares. Esta misma tarde se está celebrando una Comisión del Área de Servicios en el Ayuntamiento de Linares en la que se está tratando el asunto.