La directora de orquesta linarense Lucía Marín cosechó un rotundo éxito con la Banda Sinfónica Municipal de Madrid el pasado 27 de mayo, concierto multitudinario ante más de 3000 personas en el parque del Retiro de Madrid.

Lucía destacó por su soltura con la batuta, expresividad en el gesto, un fraseo muy adecuado y la comunicación de una alegría y pasión por la música propia de su personalidad qué imprimió un especial carácter a la agrupación. Bajo su batuta, la BSMM se distinguió por su sonido redondo, brillantez y musicalidad.

En la primera parte del concierto se interpretaron transcripciones orquestales de Tchaicovski, Moncayo y Márquez que fueron muy aplaudidas por el público asistente, y ya en la segunda parte, la Banda hizo gala de estilo castizo y temple interpretando repertorio de Zarzuela, abriendo con el Preludio del Bateo, seguido del Pasodoble de Chisperos de La Calesera, la Fantasía de Agua Azucarillos y Aguardiente, y como cierre la brillante Boda de Luis Alonso. El concierto concluyó con la propina del pasacalle de Los Nardos de Las Leandras del Maestro Alonso que el público acompañó con sus palmas como ya viene siendo habitual en esta obra y como broche final a un excelente concierto en la capital.