Portada Categorías General SPIELBERG Y LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN

SPIELBERG Y LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN

Una de las películas con mayor éxito de la actual temporada ha sido “Los archivos del Pentágono” de Stevens Spielberg. Tanto es así que,aparte de permanecer varias semanas en la cartelera linarense, ha merecido varias nominaciones y exhiciones pomposas a uno y otro lado del Atlético. Y es que el mítico director y productor, además de las aventuras de la saga de Indiana John, ha abordado temas de gran interés social. Tal es lo que ocurre en esta nueva entrega.

Para quien no la haya visto, se trata del empeño del “Wasihngton Post, modesto periódico, en publicar en 1.971 las mentiras de Kennedy y Johnson sobre la guerra de Vietnam. Esta confrontación podría haber terminado bastante antes reduciendo la mortandad por ambos bandos, ante la imposible victoria americana. Protagnizan la cinta Meryl Strep, dueña del Post, y Tom Hanks, redactor jefe del mismo. Así que la historia va de la libertad de expresión y del papel, que en la función de la misma, han de ejercer periódicos y periodistas.

A la vista de las restricciones que la mencionada libertad sufre, en España con la ley mordaza, y en el mundo en general con Trump y otros episodios, ha surgido un importante debate. Destaca el preestreno organizado en los Campos Eliseos de Paris por “Reporteros Sin Fronteras”. Al acontecimiento se apuntaron personajes políticos que, pocos antes en la misma Francia en puestos de responsabilidad, se habían mostrado en contra de la tal libertad. Luego los grandes medios se pronuncian sobre el film catalogándolo como “obra maestra”. Hay quien no deja de extrañarse de que en esa historia no aparezca, más bien se enmascara, el poder del dinero como suele ser normal. Aquí Meryl, propietaria, se decanta a contra corriente como una periodista honrada más, especie a extinguir. Se ha dicho que la independencia de expresión se convierte en el centro de la historia, ya que la redacción supera las presiones por la rara actitud de la propiedad. Varios periodistas lamentan que “Aquí la magia del cine y las miserias de la profesión convergen para erigir en acto de resistencia épica lo que debía constituir la norma.”

Volviendo a la película, no se debiera olvidar que el hecho real que le sirve de inicio es la filtración que, con gran riesgo para su persona, entrega Daniel Ellsberg a la prensa. Tal actitud por parte de los medios es cada día menos frecuente. Empezando por Francia, país en que el debate se plantea con más crudeza a partir de la mencionada exhibición parisina, vemosla contradictoria actitud de Nyssen y Désir, ministra cultura y representante para la Libertad de los Medios de comunicación respectivamente. Antes el redactor jefe de “The New York Time”, rotativo al que se entregó en primicia, al supervisar la noticia exclamó:”Exclamó es completamente falsa” y sobre el guión:”Esta película es un timo”. De manera opuesta se manifiesta Edwy Planel, personaje vinculado a la bolsa, recordando los límites que Miterrand, presidente francès que en 1.980 impuso a la libertad de expresión. De la misma manera habla de una entrevista con Sarkozy, siendo ministro del Interior. Al respecto se puede citar el Watergate llevada a la pantalla en “Todos los hombres del Presidente” de Alan Pakula. Vale también recordar la investigación de Robert Parry sobre la financiación de la “Contra” en Nicaragua por la CIA. En este episodio, como en tantos otros(ayuda a Pinochet, persecución a Fidel Castro) aparecerá el siniestro personaje Kissinger. De alguna manera, con la ocultación o tergiversación de la realidad se reescribe el presente y la historia.

Lamentablemente de tan peligrosa manipulación no se libra el futuro. Al citar filtraciones, hemos de tener muy en cuenta las ofrecidad por Wikileads, cuyo fundador sigue recluído en la embajada de Ecuador en Londres. Otro tanto podemos decir de Snowden, refugiado en Rusia por disponer de informes, al igual que Chelsea Manning, quien entrega a Wikileads información muy sensible sobre el ejército USA. Ellsberg, ha reconocido como sus heraderos y personas dignas de la mayor admiración a Snowden y Manning.

Como conclusión sobre la lucha por la libertad de información y en contra de la censura sobre el futuro de la humanidad, Daniel Ellsberg ofreció por entonces a la revista “Rolling Stone” la declaración: “Esto es lo que sé de los medios de comunicación: muchos de ellos aspiran a formar parte del poder , más que a encarnar un cuarto” (8 de noviembre de 1.973). Desde entonces, como todo el mundo sabe, todo ha cambiado….

Maestro jubilado y activista social. Desde su juventud ha estado vinculado al mundo educativo, sindical, político y social de diversos ámbitos. En la dictadura estuvo vinculado con el movimiento del magisterio por la dignificación de la educación. Participó activamente en la reconstrucción del PSOE y de FETE-UGT en la provincia. Descontento con la deriva de ambas organizaciones, vertió sus esfuerzos en los Movimientos de Renovación Pedagógica (Grupso Pedagógicos de Jaén) y más tarde en el sindicato USTEA. Crítico con el derrotero que ha ido tomando esta democracia, se ha vinculado con movimientos críticos como Foro Social de Linares, 15MLinares, FCSM, en un diálogo plural e intergeneracional. Actualmente ejerce como responsabilidad directa la coordinación de Jaén Laico dentro de Andalucía Laica-Europa Laica.

1 Comentario

  1. Creo que no hace falta irse demasiado lejos para comprobar la manipulación de los medios de comunicación por los políticos, empezando por las cadenas de TV (canal sur, tv3, Telemadrid…), Siguiendo por la radio (en especial la ser) y terminando por los periódicos. Más que falta de libertad de expresión de los periodistas es manipulación de los mismos. Es lo que nos ha tocado vivir. Sí me oyera alguno me diría que ellos también comen… supongo.

    3

    1
Haciendo click en "Publicar comentario" estará aceptando la política de recogida de datos (Art. 5.1 de la LOPD) y las condiciones de uso