Una treintena de trabajadoras de las Escuelas Municipales Infantiles, situadas en la Estación de Almería, Arrayanes y La Paz, denuncian que llevan dos meses trabajando sin cobrar. Una situación a la que aseveran se ha llegado porque el Ayuntamiento de Linares no está pagando a la empresa, escudándose, dicen las trabajadoras, en una nueva ley que obliga a las empresas concesionarias a justificar previamente al pago municipal el estar al día en las nóminas de sus trabajadores. Sin embargo, las trabajadoras argumentaban ayer que su caso se complica al tratarse de una cooperativa, en la que todas y cada una de las trabajadoras son a su vez autónomas.

La desesperación de las afectadas se incrementa al no encontrar, aseguran, respuestas ni soluciones en el Ayuntamiento, lamentando que ningún concejal se haga cargo de la problemática. Con todo, dicen tener el apoyo y comprensión de los padres y madres de los niños y niñas usuarios de estos centro municipales.

Se da la circunstancia de que la empresa está prestando el servicio cuando ya había terminado su concesión, habiéndose  realizado ya el concurso para una nueva adjudicación de la concesión, al que solo se presentó la empresa Macrosad. Sin embargo todavía no hay fecha para que esta empresa entre a gestionar las tres guarderías municipales. Del mismo modo la polémica ha saltado justo en el periodo de matriculaciones en estos centros.

 

Algunas de las trabajadoras afectadas