Portada Categorías General “El Nazareno” bendice a su pueblo pero regresa a casa de forma...

“El Nazareno” bendice a su pueblo pero regresa a casa de forma anticipada

Linares se reencontró, un año más, con la Real Cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno, María Santísima del Mayor Dolor y San Juan Evangelista. Fiel a la tradición, la Plaza de San Francisco se convirtió en el punto emblemático de la “Madrugá”. Allí, Cristo cargado con la Cruz al hombro salió a bendecir a su pueblo; a las miles de personas que abarrotaron tan céntrico lugar, junto a su parroquia. Emoción, fe y devoción se entremezclaron en un ambiente puramente religioso, popular y cofrade, donde las palmas y vítores al Nazareno se sucedieron, junto con los sonidos de la Banda de Cabecera y del tercio de trompeteros, cuando la sagrada imagen apareció por el dintel de la puerta del templo a partir de las cuatro de la madrugada.

Una vez que Jesús estaba ya en la calle daría comienzo la primera (y en este caso la única del Viernes Santo) Bendición. La diestra de Cristo llenó de oraciones a Linares y lo hizo bajo la atenta mirada de María Santísima del Mayor Dolor, cuyo Paso de Palio esperaba a su Hijo en la Plaza. Y tras el momento cumbre de la Estación de Penitencia, comenzaría un recorrido procesional que resultó ser mucho más corto de lo que debería haber sido. Y es que, minutos antes de las nueve de la mañana, la lluvia hizo acto de presencia, aunque de forma débil. Pese a todo, y teniendo en cuenta que las previsiones meteorológicas no eran del todo halagüeñas para la jornada del Viernes Santo, la Hermandad del Nazareno decidió acortar el recorrido en las “Ocho Puertas”, finalizando así la procesión de forma anticipada.

Pese a esta tesitura, la Cofradía estuvo presente varias horas en las calles. Así, la Banda de Cabecera pudo interpretar varias marchas de su amplio repertorio. Al colectivo musical le seguiría el tercio de nazarenos de San Juan Evangelista, imagen cuya cuadrilla de costaleras ha conmemorado, este año, el trigésimo aniversario de su primera salida procesional. En cuanto al Misterio de Jesús Nazareno, el Señor caminó sobre su majestuoso paso dorado y recibió el cariño de multitud de devotos. No en vano, la calle Espartero fue punto de encuentro del cante por saetas para rendir pleitesía y alabanza a Cristo. Siguiendo a su Hijo, María Santísima del Mayor, una Dolorosa que no puede ocultar su pena por el padecidimiento que está sufriendo el Mesías.

Como novedad destacada de la procesión del Nazareno de este año, mencionar la presencia en Linares, tras el Paso del Señor, de la Banda de Cornetas y Tambores Jesús del Gran Poder de Granada, que tan buena acogida recibió por parte del público linarense. Así las cosas, la mañana del Viernes Santo finaliza antes de lo habitual; mientras, el resto de hermandades que procesionará por la tarde-noche miran hacia el cielo con la esperanza de que la meterología adversa respete y no desluzca ninguno de los bellos momentos cofrades que aún restan por vivir y disfrutar.

El Nazareno a su salida

El Nazareno a su salida

No hay comentarios

Haciendo click en "Publicar comentario" estará aceptando la política de recogida de datos (Art. 5.1 de la LOPD) y las condiciones de uso