Los profesionales del equipo de cuidados paliativos del Hospital ‘San Agustín’, de Linares, han atendido a más de dos mil pacientes del Área Sanitaria Norte de Jaén que se encontraban en estado terminal de su enfermedad, desde que se implantó hace casi diez años en el mes de julio de 2007.

Este dispositivo asistencial está constituido por una enfermera y una médico con formación específica y avanzada en este tipo de atención, además de acreditación y certificación de calidad en sus competencias profesionales por la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía.

El 92% de las personas atendidas por este equipo padecían cáncer, con una edad media de 69 años, y 6 de cada 10 pacientes fueron hombres. El 72 % de ellos han fallecido en su domicilio, “rodeados de sus familias y seres queridos, lo que facilita un trato más humanizado y digno al proceso de la muerte”, subrayan desde el hospital público linarense del Servicio Andaluz de Salud (SAS).

“La proporción de pacientes que requieren ser atendidos por nuestros recursos se estima entre el 60-65% del total en situación terminal. Por ello, se creó en marzo de 2012 un programa de telecontinuidad para ayudarles durante sus últimos momentos a tener la calidad de vida mejor posible, que funciona las 24 horas de todos los días del año”, añaden.

 

Plan  Andaluz

El objetivo principal del Plan Andaluz de Cuidados Paliativos de la Consejería de Salud es ofrecer a las personas en situación terminal una atención integral, que responda de manera efectiva a las necesidades físicas, emocionales, sociales y espirituales requeridas por ellos y sus familiares.