Un total de 28 mandos de la Policía Nacional, entre inspectores y subinspectores, han recibido hoy la titulación como especialistas de las Unidades de Intervención Policial (UIP), tras haber superado sendos cursos realizados en el Centro de Prácticas Operativas de la Enira, en Linares.

Se trata del XV Curso de Especialización en Dirección y Mando y del XX Curso de Coordinación y Mando en Unidades de Intervención Policial para funcionarios de la escala ejecutiva y de subinspección, respectivamente. Del primero de ellos, de un total de 23 inspectores alumnos han superado el curso 13, mientras que de los 25 subinspectores que comenzaron su especialidad han finalizado 15.

Los dos cursos, que se iniciaron hace 8 semanas, se han clausurado hoy con un acto presidido por la subdelegada del Gobierno, Francisca Molina, que ha contado además con la asistencia de mandos de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, así como de autoridades locales.

En la intervención que cerraba el acto, Francisca Molina ha felicitado a los mandos que recibían hoy el diploma, “a pesar de la dureza de las pruebas” a que se han enfrentado, y ha agradecido a los responsables del CPO de Linares la eficacia de su trabajo, logrando hacer de este centro “un referente nacional e internacional en materia de enseñanza y formación especializada” para los cuerpos de seguridad.

Sobre este aspecto, la subdelegada del Gobierno ha subrayado el prestigio del centro linarense, que es utilizado no solo para la realización de cursos de especialización por la Policía Nacional, sino también por otras fuerzas de seguridad y corporaciones nacionales y extranjeras, en un intenso programa de actividades formativas -en torno a medio centenar cada año-, en las que el año pasado participaron unos 5.000 alumnos, además de los instructores.

En otro momento, al referirse a la delicada situación ocasionada en los últimos meses por fuerzas independentistas en Cataluña, Francisca Molina ha reconocido “la profesionalidad de los policías nacionales destacados en aquella comunidad, durante unos días difíciles y complicados”, a pesar de “los desprecios que habéis sufrido por parte de quienes han querido quebrantar la convivencia democrática” dijo. “Quiero que sepáis –ha dicho- que, tanto para el Gobierno como para la inmensa mayoría de la sociedad española, es un orgullo contar con vosotros, sabiendo que nos protegéis y veláis por nuestra seguridad”. Y ha añadido que “aspiramos a vivir en una España más libre, más desarrollada y más justa y por ello es fundamental contar con unas Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado motivadas, preparadas y eficaces en las tareas que los españoles os hemos encomendado”.

Por último, Francisca Molina ha ponderado la función de la Policía Nacional y de sus Unidades de Intervención Policial, a las que ha calificado como “pieza indispensable para el mantenimiento de la seguridad ciudadana, la defensa de la legalidad vigente y la protección del ejercicio de los derechos y libertades de todos los españoles”, y ha dedicado, para concluir, unas palabras a las familias de los policías, “testigos de vuestro intenso trabajo y de vuestras largas jornadas fuera de casa”.