El Hospital ‘San Agustín’, de Linares, ha celebrado el Día Internacional de la Infancia con la actuación altruista de voluntarios de un grupo de animación, que se han disfrazado de distintos personajes de series de dibujos animados para divertir a los pacientes infantiles, sus familiares y profesionales sanitarios.

Esta actividad lúdico-recreativa es una de las que se llevan a cabo en este hospital público del Área Sanitaria Norte de Jaén para que los menores puedan disfrutar de ellas durante los días de su ingreso, de forma que la estancia les resulte lo más agradable posible.

Este centro sanitario linarense del Servicio Andaluz de Salud (SAS) organiza también otras fiestas para sus pacientes infantiles, como las de la celebración de la Navidad, Reyes Magos y Carnaval, además que se celebran otras fechas significativas, como son las dedicadas a la Paz, el Medio Ambiente, la Infancia, el Libro o el Día de Andalucía, junto a otros tipos de espectáculos de animación para divertirles y agradarles mientras reciben sus tratamientos terapéuticos.

Los pacientes infantiles reciben en el aula de enseñanza del Hospital ‘San Agustín’ las clases y enseñanzas necesarias, según el nivel educativo de cada uno, para que al volver a sus colegios puedan seguir el ritmo habitual de sus compañeros, y lo hacen mientras permanecen en su área de Pediatría o durante su asistencia a las consultas externas para sus revisiones médicas.

Decreto

La atención educativa de los menores ingresados en los centros sanitarios públicos jiennenses y en el resto de andaluces es una de las medidas contempladas en el Decreto de Atención Integral al Niño Hospitalizado de la Consejería de Salud, que establece su derecho a recibir una atención adaptada a sus características y necesidades.

Los pacientes infantiles disfrutan en los hospitales de la Junta de Andalucía de espacios educativos y lúdicos propios, pueden tener acompañamiento familiar durante las 24 horas de todos los días del año, además de contar con áreas de ingreso, urgencias y consultas específicas, de manera que no comparten espacios sanitarios con los adultos. La decoración y el equipamiento de estos espacios se orienta a que su estancia transcurra en un entorno agradable y familiar.