Luis Moya ha presentado esta mañana los presupuestos del año 2018 del Ayuntamiento de Linares, los cuales, se llevarán esta misma mañana a Comisión de Hacienda para, posteriormente, ser votados en el Pleno Ordinario del próximo 14 de diciembre. El resumen es que el presupuesto no disminuye, se mantiene e incluso se amplía.

Por una parte, en estos presupuestos se contempla que el déficit del Consistorio ha disminuido notablemente en torno a 4 millones de euros. La deuda ha pasado de 19 millones de euros en 2017, a 14 millones de euros en 2018, para terminar el año con casi 11 millones de euros. Tal y como Moya ha asegurado “nos encontramos con que el Ayuntamiento de Linares tiene una de las menores deudas de la provincia, incluso de Andalucía”.

El capítulo que más gasto conlleva es el de Bienes y Servicios, seguido del de Personal y las Actuaciones Generales. Luis Moya también ha reseñado que “las tasas e impuestos están congelados este año”.

En relación a las inversiones, se van a invertir alrededor de 8 millones de euros, lo que se traduciría en 130 euros por habitante. Las mismas irán destinadas al DUSI, que incluye las obras del vial  entre Área Galindo y la Cerretera de Baños, el suministro del cambio de lámparas LED, la pista de atletismo o distintas intervenciones en las barriadas, entre otras. Para el área de Fomento también hay proyectada una inversión, se trata de la creación de un centro 4.0 y de I+D, para el cual, la Diputación Provincial de Jaén aportará el 40% de la inversión y el Ayuntamiento de Linares, el 60%. En cuanto al Plan de Empleo Local, este año ha aumentado el presupuesto dedicado al mismo, de 400.000 euros a 480.000 euros.

Por último, Luis Moya ha explicado que el Patronato de Bienestar Social va a pasar a formar parte del Ayuntamiento. “Esta acción supone sólo un cambio de nombre, dado que el presupuesto, trabajadores y retribuciones van a continuar en la misma línea”.

Momento de la rueda de prensa