El 27 de noviembre nos visitó el autor linarense Juan Castilla Brazales para presentar, en el auditorio de “El Pósito” su segunda novela “Melvia”.

Arabista de reconocido prestigio internacional, Juan Castilla estuvo acompañado en la presentación por Beatriz Pérez de Aranda, famosa presentadora de TVE, por el editor de la novela y por Cristóbal Casado, conocido profesor y estudioso de la Historia que ejerció como Maestro de Ceremonias y tuvo un papel protocolario al presentar el acto, dando algunas pinceladas del currículum del autor, quien fuera alumno destacado en el IES “Huarte de San Juan”.

El editor de Melvia habló de manera cercana de Juan Castilla, reconociendo que le ha sorprendido, a él y a sus hermanos, copropietarios de la editorial granadina Miguel Sánchez S.L., pequeño negocio familiar, la figura de Juan Castilla, tanto como escritor como en el aspecto personal y humano del mismo.

Beatriz Pérez estuvo encantadora con el público y con el autor, confesó que su familia es originaria de Jaén y que conoce la provincia bien, así como Linares y habló de manera muy elogiosa de Juan Castilla. Leyó algunos párrafos de la novela e hizo bastante hincapié en la anterior novela del linarense, “La casa de los Tulipanes”.

En una noche un tanto mágica, Juan Castilla Brazales, como viene siendo habitual siempre que nos visita, cautivó a los asistentes por su verbo seductor y su capacidad de emocionarse, confesando que se sentía profundamente feliz al estar tan rodeado de seres queridos y muchos más paisanos de los que esperaba. Comentó que empezó en agosto a escribir su tercera novela, de un género diferente y que tendría que ver con la II Guerra Mundial, situada en Inglaterra, pero que en septiembre, por acumulación de tareas, tuvo que dejarla parada. Insistió en varias ocasiones en que para él es un placer escribir, porque se desahoga y, sobre todo, porque le permite vivir “vidas” o experiencias que en la realidad no tendría tiempo ni oportunidad de vivir. Habló también de como si la primera novela publicada, estuvo dedicada a su hija Irene, esta segunda lo ha estado a su hijo Juan.

En cuanto a Melvia, el propio autor dejó claro que no le gusta encasillarse en géneros, ni hacerlo con sus escritos, así, la primera novela publicada, La Casa de los Tulipanes, que fue escrita con anterioridad a la presentada en esta ocasión, es de género romántico e intriga, mientras que Melvia es de carácter fantástico y también con algo de investigación. Aunque es una obra redonda, según autor, editor y periodista, Melvia da lugar a poder escribir una segunda parte. Juan también comentó, que alguien le había sugerido que sería perfecta para una obra cinematográfica, no descartando la opción si surgiera la propuesta, dejando también en el aire la posibilidad de esa segunda parte.

Melvia está ambientada en dos épocas, mezclando realidad y fantasía, y está repleta de personajes tanto malvados como buenísimos (casi héroes). Aparece en el núcleo argumental una “gema” que consigue unir dos épocas distantes, medievo y actual.

La visita de Juan Castilla nos ha dejado un buen sabor de boca y nos ha abierto el apetito para deleitarnos en la lectura de Melvia.

 

Texto: Francisco López Cerezuela