La concejala del Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Linares, Ángela Hidalgo Azcona, asegura que “nuestro Consistorio sea cada vez más moroso porque al concejal de Hacienda se le acumulen las facturas en los cajones provocando un retraso en el pago a sus proveedores”. Hidalgo recuerda que “entre las numerosas reformas y medidas adoptadas por el Gobierno Central del Partido Popular en aras de luchar contra la morosidad de las distintas Administraciones Públicas en sus operaciones comerciales está el llamado ‘periodo medio de pago a proveedores’ que se define como el término que mide el retraso en el pago de la deuda comercial de las Administraciones con sus proveedores”. “Se adoptó como límite máximo de pago legalmente establecido de conformidad con la normativa de morosidad el de 30 días, y todo aquello que suponga superarlo obliga a cada Administración a actualizar su plan de tesorería”, explica. “Analizando los datos de Intervención relativos al periodo medio de pago a proveedores del Ayuntamiento de Linares y haciendo un análisis comparativo entre los ejercicios de 2016 y 2017, resulta evidente que al concejal de Hacienda no le cuadran las cuentas, y trimestre tras trimestre se le van acumulando facturas en el cajón”. “Esta situación hace subir la morosidad del Ayuntamiento de Linares hasta llegar a 132 días de periodo medio de pago en el segundo trimestre de 2017, casi triplicando la media de otros ayuntamientos en régimen trimestral como el nuestro que es de 58 días”. “Y mucho nos tememos que cuando se cierre el próximo trimestre este plazo aumente de nuevo”, subraya.

Según afirma la edil popular “no podemos permitir que este retraso en el abono de facturas afecte directamente a numerosas empresas de Linares que trabajan como proveedores habituales, y menos aún dada la situación financiera tan complicada que atraviesan muchas de ellas debido a la bajada del consumo provocada por la falta de empleo en la ciudad”. Por último, Hidalgo exige al señor Moya “que controle más el gasto corriente y adopte las medidas necesarias para acortar los plazos de pago equiparándolos a la media de otros ayuntamientos similares, porque en este asunto, lamentablemente, Linares sigue estando en el furgón de cola”.