La Asociación de Familias y Mujeres del Medio Rural (AFAMMER) celebró este fin de semana una convivencia para conmemorar el Día Internacional de la Mujer Rural. En esta actividad participaron más de 40 personas y consistía en un desayuno andaluz con productos de nuestra tierra: tomates, aceites de nuestros olivos y otros productos de Linares. Posteriormente se realizó una visita al Yacimiento Arqueológico de Cástulo.

El Día Internacional de la Mujer Rural es una fecha de suma importancia para esta  asociación y para las más de seis millones de mujeres que, junto a sus familias, viven en el medio rural español. Las mujeres rurales representan un gran motor de crecimiento y desarrollo, tanto en los sectores agrícola y ganadero como en las nuevas oportunidades que se centran en los servicios naturales y los servicios que se prestan. Una de las metas de AFAMMER es conseguir la igualdad real, y se está avanzando en este tema aunque aún queda camino por recorrer. Queda fomentar la titularidad compartida de las explotaciones; aumentar la presencia de las mujeres en los órganos de decisión de empresas, como cooperativas; potenciar el emprendimiento y acabar con el silencio que envuelve a las mujeres rurales frente a la violencia de género. Las mujeres del medio rural padecen una discriminación salarial que ronda el 14% y que viene motivada por una falta de igualdad de oportunidades en el mercado laboral y la feminización de la temporalización de los contratos.