Portada Categorías Opinión LOS CAMBIANTES TALANTES Y NACIONALISMOS DE LA SEÑORA DÍAZ

LOS CAMBIANTES TALANTES Y NACIONALISMOS DE LA SEÑORA DÍAZ

Alguien me ha dicho, tal vez con razón, que le tengo tirria a la señora Presidenta de Andalucía. Quizá es que soy demasiado puntilloso y exagero mis apreciaciones sobre sus mateduras de pata, o -lo que entiendo más grave- la doblez e interés en su discurso. Lo de los fallos, de verdad que trato de pasárselos, habida cuenta de que, en su fulgurante carrera, ha estado muy ocupada con el poder desde tierna edad. Valga eso para disculpar cierta falta de finura o coherencia en ciertos momentos, aunque -pensándolo mejor- quizá se le podría haber pegado algo de sus mentores Guerra y González. El caso es que cuanto más lo pienso, más me enredo. No debe ser  fácil, pese al notable empuje la señora Díaz, conciliar a la vez en un solo discurso algo tan complicado. Es difícil meter en el mismo saco las maravillas de la transición (que conoce de oídas),  con la defensa numantina de las secuelas de ésta, sean puertas giratorias o compromisos con la monarquía y el IBEX 35 . Ello sin  tocar las buenas relaciones con el amigo americano o  la necesaria discreción ante los ricos de siempre y el franquismo que renace. Veamos algunos acontecimientos que generan mi inquietud.

            En Canal Sur, medio que se maneja para mayor gloria de doña Susana ya adláteres, ha ocurrido el desliz machista del popular Juan y Medio interviniendo en el atuendo de su compañera. Tras las disculpas y explicaciones, la rectificación ha quedado en que se impartirán cursos sobre respeto a la mujer entre el personal de la mencionada cadena. No tengo claro si se empezará por el ameno presentador de programas con presencia infantil y de la tercera edad. Me temo que no será así. Pese a que nuestro gobierno regional se desvela por erradicar la violencia contra la mujer con medidas avanzadas, a la hora de ser coherente en el día a día, no se pone en peligro la audiencia de Tele-Susana.

            Otra de las llamativas cuestiones es el recurrente pacto con Ciudadanos sobre las herencias para mantener el gobierno de coalición con dicho grupo. Importa poco que para ello la hacienda andaluza haya de renunciar al ingreso por este impuesto a una cantidad en torno a los 250 millones de euros. Ciudadanos, partido auspiciado desde el IBEX 35, ha logrado en dos tacadas que los más ricos de Andalucía dejen de tributar uno de los pocos impuestos por los que venían contribuyendo. El PP pone cara de póquer cuando han satisfecho su reivindicación. En la ocasión anterior limitaban la cantidad exenta a doscientos mil euros, para ahora subirla a un millón. A eso lo llaman progreso.

             Claro que no dicen lo mismo la gran cantidad de personas que trabajan para la Junta Andaluza, como al profesorado universitario que tienen una situación de gran percariedad. Eso sin contar todos los servicios que se vienen prestando a través de empresas de empleo temporal como: monitores de educación especial, salud responde, atención 24 horas y tantos más. Para justificar tal situación se acude a devaluar la naturaleza de estos servicios. Dejan aparte los de sanidad, donde la lista de espera no baja, se externalizan servicios, se limitan tratamientos y medicamentos que pasan a ser de repago. Lo que va llevando a movilizaciones de personal y usuarios de la sanidad pública que se viene poniendo en gran riesgo desde las dos administraciones.

            Un aspecto en que la postura cambiante de la señora Díaz, en cuanto presidenta de la Junta y secretaria general del PSOE andaluz, es su actitud de nacionalista andaluza unas veces y  de españolista otras. No tiene ningún empacho a la hora de reivindicar lo primero, ensalzando las movilizaciones del 4 de diciembre y  del 28F( huelga de hambre de Escuredo incluída) para el reonocimiento de nacionalidad. Tampoco tiene problemas en amenazar o promover la secesión en el grupo parlamentario socialista en el Congreso de los Diputados. Paradójicamente no está muy claro si en su nacionalismo prevalece el españolista-incluido el de partido-o el andalucista, cuando de desautorizar a la ejecutiva de Pedro Sánchez se trata. Pues no deja de extrañar que esté toda la legislatura quejándose del maltrato que Rajoy dedica a Andalucía y cuando tiene ocasión de mostrar tal oposición se convierte en entusiasta valedora. Para alguien como yo,  que discrepa de todos los excesos nacionalistas, se le revuelven las tripas cuando alguien se envuelve en su bandera para conseguir o tapar otros asuntos. Mal la de Puigdemont desprestigiando el parlament para seguir adelante con su reivindicación, antes, razonable. Me pone de los nervios el presunto corrupto  Rajoy, quien desde hace lustros viene haciendo independentistas en Cataluña para tapar su conducta   con  los españoles desfavorecidos. Qué decir de quien usa una u otra bandera para su promoción.

comparte!Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Buffer this page
Maestro jubilado y activista social. Desde su juventud ha estado vinculado al mundo educativo, sindical, político y social de diversos ámbitos. En la dictadura estuvo vinculado con el movimiento del magisterio por la dignificación de la educación. Participó activamente en la reconstrucción del PSOE y de FETE-UGT en la provincia. Descontento con la deriva de ambas organizaciones, vertió sus esfuerzos en los Movimientos de Renovación Pedagógica (Grupso Pedagógicos de Jaén) y más tarde en el sindicato USTEA. Crítico con el derrotero que ha ido tomando esta democracia, se ha vinculado con movimientos críticos como Foro Social de Linares, 15MLinares, FCSM, en un diálogo plural e intergeneracional. Actualmente ejerce como responsabilidad directa la coordinación de Jaén Laico dentro de Andalucía Laica-Europa Laica.

No hay comentarios

Haciendo click en "Publicar comentario" estará aceptando la política de recogida de datos (Art. 5.1 de la LOPD) y las condiciones de uso