Al hilo de la denuncia realizada en el día de ayer por el grupo municipal de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Linares, al respecto de “sobrecostes” surgidos en el Concurso de Educación Vial que organiza el Consistorio linarense, el concejal responsable de este concurso, Joaquín Robles, ha salido a la palestra para dar sus explicaciones.

En este sentido Robles ha destacado la gran repercusión y reconocimiento que tiene este concurso en todo el territorio nacional. Del mismo modo ha subrayado la gran participación y llegada de niños, niñas y sus tutores a nuestra ciudad, con el impacto económico que supone en los sectores de la hostelería y restauración linarense.

Según el edil socialista, la organización del concurso de educación vial, en sus ediciones -local, provincial y nacional- suponen unos gastos de 312.000 euros, de los que el Ayuntamiento de Linares tenía prevista una partida de 70.000 euros, siendo el resto aportado por patrocinadores privados. El problema este año, dice Robles, ha sido que algunos patrocinadores previstos han decidido retirarse del compromiso, con lo que ha faltado financiación privada, una vez que el evento ya se había realizado y se habían realizado unos gastos. Es por ello por lo que se ha tenido que realizar una modificación de crédito de 85.000 euros.

En el vídeo de cabecera el propio Joaquín Robles, explica los beneficios que asegura trae para la ciudad este evento.