En el día de ayer, 27 de agosto, y coincidiendo con la primera y única corrida de toros de la presente Feria de San Agustín 2017, tuvo lugar por tercer año consecutivo una concentración antitaurina.

Con el objetivo de conseguir la abolición de los festejos taurinos y mostrar su rotunda repulsa ante la celebración de los mismos, los manifestantes se concentraron desde las 18 horas en las inmediaciones de la Estación de Madrid, en el Paseo de Linarejos, lugar en el que este año la Subdelegación del Gobierno ha autorizado la concentración. Los animalistas expresaron su malestar por el comportamiento, dijeron, de algunos taurinos que según ellos pisotearon e incluso rompieron algunos de los carteles que tenían extendidos como protesta gráfica. Un año más, los agentes tuvieron que intervenir ante la presencia de algún aficionado taurino que increpó a los manifestantes de forma desmedida.

Esta acción fue convocada por Federación contra el Maltrato Animal de la provincia de Jaén, que aúna a ocho asociaciones de distintos colectivos de sensibilidad animalista de la provincia.

En el vídeo de cabecera, Pedro Espino, Presidente de la Federación contra el Maltrato Animal de la provincia de Jaén, nos explica los motivos para convocar este acto de repulsa a los festejos taurinos.