El concejal delegado del Área de Servicios del Ayuntamiento de Linares, Joaquín Robles, aclaraba en el día de ayer la posición municipal frente al conflicto laboral en la empresa Urbaser, concesionaria del servicio de limpieza viaria y edificios municipales de nuestra ciudad.

En este sentido Robles recordaba que se trata de un conflicto interno de una empresa, y que ninguna administración puede entrar en las negociaciones del convenio colectivo. Aseveró que después de “muchas comisiones municipales en las que se ha tratado el tema de Urbaser”, los técnicos municipales dicen que se presta el servicio, se cumple el pliego de condiciones y que en la última liquidación la empresa justifica más masa salarial que la que se incluye en el pliego, por lo que “no hay ningún problema por parte de los servicios técnicos del Ayuntamiento”.

Del mismo modo el edil “aplaude” la denuncia de los trabajadores “si creen que se están tocando sus derechos”, afirmando que desde el Ayuntamiento no se está a favor de que se rebajen sueldos de los trabajadores en la empresa concesionaria.

El próximo jueves, 17 de agosto, habrá una comisión de servicios en presencia de los técnicos municipales, el comité de empresa y la propia empresa, en la que se tratará el conflicto.

Trabajadores de URBASER manifestándose por las calles de Linares