El sector de autoescuelas de nuestra ciudad se encuentra en un situación complicada. En plena temporada alta para estos negocios, durante el periodo estival en el que muchos estudiantes aprovechan para obtener los permisos de conducción, los examinadores secundan una huelga con el fin de conseguir del gobierno central mejoras de sus condiciones.

De este modo los alumnos no se atreven a presentarse y dar las clases ante la posibilidad de que no se presenten los examinadores, tal como ha sucedido ya esta misma semana en nuestra ciudad, pues supone una pérdida de tiempo y económica para ellos. Esta situación está mermando a su vez los ingresos de los centros de formación vial.

Las autoescuelas de la provincia han preparado una movilización para el próximo 11 de julio, cuando partirán con sus vehículos desde las distintas localidades hasta las dependencias Tráfico en la capital. Desde nuestra ciudad, los coches partirán desde el Centro Comercial Alcampo a las 8:15 horas.

En el vídeo de cabecera, Enrique Martínez Liébana, gerente de centro de formación vial de nuestra ciudad nos explica la problemática que están sufriendo.

Clases en una autoescuela de Linares