Uno de los platos fuertes de esta cuarta edición de las “Fiestas Ibero-Romanas de Cástulo”, a vuelto a ser el  “Triunfo Romano”. Un multitudinario desfile de tropas y su séquito de íberos, romanos y cartagineses por las calles más céntricas de Linares hasta el Coso de Santa Margarita, que ayer hizo de un singular Circo Romano de Cástulo.

Esta ceremonia, el Triunfo, tenía lugar en la antigua Roma a la llegada de las tropas victoriosas, para así agasajar al general militar tras la batalla.

En el desfile participaron legionarios, cuadrigas, doncellas, guerreros y guerreras íberas, secerdotes, etc. Sin duda un acto que cada año se muestra más multitudinario y en el que cada vez se implican más linarenses, sumándose a esta fiesta con ropajes elaborados para tal efecto. Destacó la presencia de un nutrido grupo de simpáticos cartageneros, llegados desde la histórica ciudad levantina para sumarse a nuestra joven fiesta. El desfile contó con la apertura de la Banda de Cabecera de El Rescate, que junto a un grupo de gaitas y percusión, dieron la nota musical de la tarde.

Con la llegada a la Plaza de Toros de Linares, los participantes en el desfile ocuparon el espacio que tenían reservado  y pudieron desfrutar del espectáculo del “Circo Máximo”, que de nuevo este año ofrecieron especialistas de la empresa Legend en nuestra ciudad.