La portavoz de Agricultura del PSOE en el Senado, Elena Víboras, reprocha al PP que votara en contra de una moción que instaba al Gobierno a establecer un protocolo de erradicación de la bacteria xylella fastidiosa en los cultivos de nuestro país. La iniciativa presentada por Compromís fue apoyada por el PSOE y el resto de grupos políticos, pero no salió adelante al contar con el rechazo del PP, que tiene mayoría absoluta en la Cámara Alta.

Víboras muestra la preocupación del PSOE ante la presencia de esta bacteria en España y advierte en este sentido que la Xylella fastidiosa “es ya una enfermedad muy temida por el sector agrícola, sobre todo, tras conocerse la presencia de esta bacteria en Illes Balears”.

“Es mucho lo que nos jugamos en nuestro país: el potencial económico de pérdida para los cultivos mediterráneos puede ser irreparable”, advierte Víboras antes de remarcar que “no se puede olvidar que cultivos como el olivar, los cítricos, la vid o el almendro pueden verse afectados”. “Sería una gran tragedia para nuestra economía y, por supuesto, para nuestra agricultura”, alerta.

La portavoz socialista apunta que esta bacteria provoca daños de gran importancia económica en los cultivos leñosos, como el olivo, la vid, los almendros, cerezos, y los frutales de hueso. “Es una bacteria muy compleja y cuya presencia en la mayoría de casos es asintomática, lo que dificulta su detección y posterior erradicación. Ante ello, la mejor estrategia de lucha contra esta enfermedad es la prevención”, afirma.

La senadora del PSOE recuerda que la Xylella fastidiosa se detectó por primera vez en Europa por en 2013 en la región italiana de Apulia; posteriormente en Córcega, más tarde en Alemania y, finalmente, el 8 de noviembre de 2016, el Ministerio de Agricultura notificó a la Comisión Europea el primer positivo de la citada bacteria en un centro de jardinería del municipio mallorquín de Manacor.

A continuación, señala que el 19 de enero de 2017 las autoridades de Baleares comunicaron la sospecha de aparición “de más focos” y que fue en dicha fecha cuando el Ministerio publicó una Orden -APM721/2017- por la que se establecían medidas para prevenir la dispersión al resto del territorio de la Unión Europea, prohibiendo la salida de material vegetal excepto las semillas.
Por último, la portavoz socialista hace hincapié en que para combatir esta patología vegetal, “es necesario “el esfuerzo de todos”: productores, viveros, comerciantes y ciudadanos. Asimismo, dice que es irrenunciable la “atención” de las distintas administraciones públicas destinando los recursos necesarios para evitar la aparición de esta plaga vegetal, con planes específicos y estratégicos, tanto regionales como coordinados con el Estado así como con la UE, porque esta bacteria “desgraciadamente también está globalizada”.