¡Que haberlas , haylas! ¡Qué alegría! Estas mujeres libres no son nada raro, se sienten y son nada más y nada menos que iguales, igualmente tratadas en igualdad, igualmente empoderadas, igualmente autónomas, igualmente hablando en primera persona sabiendo todas las que van detrás, igualmente referentes. Nadie les pregunta cómo han llegado hasta esta salida poniendo el pie en el mismo sitio de los hombres para la carrera, pero que sabemos que sus comienzos han sido difíciles, que han tenido que superar muchísimas discriminaciones, escuchando muchas tolerancias conmiserativas cuando lo único que se pide es respeto. Las mujeres añadimos admiración y confianza de que se puede. Las mujeres, todas las mujeres no estamos en igualdad excepto algunas pocas del mundo civilizado que trabajamos por las demás por saberlo, tenemos aún muchas carencias e infravaloraciones, por supuesto achacables al patriarcado, porque al haber sólo hombres en los puestos de poder, ni siquiera se acuerdan de que hay que equilibrar, que eso es lo justo. Lo repito, hay muchas mujeres que no luchan por la igualdad, que se conforman con su papel de cuidadoras y sumisas, pero las feministas, que sí sabemos lo que hace falta y que hay que tirar del carro reprimiendo la frustración, lo hacemos por todas y nos sentimos insufladas de adrenalina feminista para seguir. Y en una ciudad como Linares, (¡qué será de otros pueblos!), notamos la diferencia mirando a nuestras referentes, eligiéndolas, no dejándonos llevar de quienes no levantan la mano al identificarse como feministas, como hizo la Merkel y ahí me quedo, que se me puede calentar la lengua y en el fondo es una mujer. Porque una mujer no puede serlo completamente mientras no miren a las demás y no asuman las discriminaciones que existen para conseguir ser tratadas en igualdad. ¡Y en esto es necesaria tanta transversalidad… ¡

Me voy a referir a dos eventos que hemos vivido en Linares estos días en este sentido. El primero el martes en el Pósito donde toda la mañana hemos seguido la magnífica iniciativa de la cadena SER con “Perspectivas”, apoyada por el Ayuntamiento de Linares, la Diputación, la Junta, el IAM, en organismos todos tutelados por mujeres. Este acto consistió en un Foro de análisis para la igualdad basada en la importancia de los medios audiovisuales y protagonizadas por cineastas nacionales y feministas como Pepa Blanes, crítica de cine, Oliva Acosta, directora de Cine, Isabel Mastrodoménico, directora de la Agencia de Comunicación y Género y Mabel Lozano, a la que conocimos como actriz y que ahora es guionista y directora de cine social y feminista. Todas evidencias la desigualdad y la marginación, lo que se ve y existe y lo que no se ve y no existe. Ellas hacen que se nos vea en todas nuestras discriminaciones. Saben que mucho del camino viene por el trato que se nos dé desde los medios, las redes sociales, las formas de comunicación. Enhorabuena y gracias por la iniciativa, por los referentes, por la ayuda en la lucha o el trabajo.

Otro acto es el realizado en el CEP como curso para docentes sobre Igualdad y diversidad, cuya ponente Kika Fumero intensifica la formación en la libertad y el respeto por la diversidad a nivel educativo, pero también familiar y social. Todo muy importante para que la educación dé entrada a todas las igualdades principalmente a las distintas orientaciones sexuales, que tanto preocupa y hace infelices a los jóvenes.

Una tarea que pretende ir borrando las formas discriminatorias que existen y que no corresponden a los estandares al uso. La vida sigue, nuestro compromiso es hacerla cada vez más igualitaria. Nadie es dueño de la vida de nadie. Y las mujeres, que no somos un colectivo, sí nos preocupamos de que convivamos en igualdad.