Una vez más, Jaén se encuentra a la cola de la tasa de actividad en Andalucía. “A pesar del aumento en más de 18.000 puestos de trabajo en el primer trimestre de este 2017, la provincia cuenta con una tasa de actividad del 55%, dos puntos menor a la media andaluza, y situándose en la misma posición que en el mismo periodo del año anterior”, detalla Joaquín Álvarez, presidente provincial de CSIF Jaén.

Del mismo modo, valora que el empleo haya aumentado en este último trimestre y los desempleados hayan descendido en 14.000 personas, sin embargo, la tasa sigue manteniéndose por encima del 25%. “Es verdad que hace unos años la tasa rozaba el 40%, pero por eso mismo hay que hacer hincapié y reclamar el esfuerzo de las Administraciones apostando por un empleo estable y de calidad”, afirma Álvarez.

Por otro lado, CSIF Andalucía valora el aumento en 14.200 puestos de empleo público que refleja la primera Encuesta de Población Activa (EPA) de 2017, aunque lamenta que éstos sean puestos de trabajo temporales y precarios.

En este sentido, CSIF exige la convocatoria de una oferta de empleo público de más de 20.000 puestos para paliar el déficit que sufre actualmente la Función Pública andaluza y que mantiene el número de puestos de empleo público en 545.000 según la EPA, muy lejos de los 597.100 que marcaba justo antes del inicio de los recortes –a mediados de 2010- y de los 565.700 con los que contaba Andalucía antes de la aprobación del Plan de Ajuste de la Junta de Andalucía.

Del mismo modo, CSIF, como primer sindicato de la Función Pública andaluza, reclama la convocatoria urgente de la Mesa General para saber cómo va a contrarrestarse la temporalidad desde la propia Administración. Para el sindicato es preocupante que la temporalidad y la precariedad sigan aumentando en la Administración andaluza y responsabiliza a esta de las repercusiones que estas tengan en la calidad de los servicios públicos.