Tremendo lío el que se ha montado esta mañana en el salón de plenos de la Estación de Madrid de Linares. Se debatía el décimo punto del orden del día, del Pleno Ordinario del Ayuntamiento de Linares, una proposición del grupo municipal I.U.LV-C.A. sobre solicitud de indulto para Andrés Bódalo Astrana.

Parte del público asistente, que lucía insignias del SAT, increpó al concejal no adscrito, Antonio Delgado, -previamente ya lo habían hecho con Salvador Hervás de Ciudadanos-, tras haber afirmado el primero que Bódalo había agredido a una mujer embarazada en una jornada de huelga general en la localidad de Úbeda. Del mismo modo se mostró una bandera en apoyo a Bódalo, en la que se podía leer “Aministía-Libertad”, hecho por el que también fueron recriminados en varias ocasiones por el socialista Luis Moya, que esta mañana ha presidido el Pleno en ausencia del alcalde Juan Fernández.

Después de varias llamadas de atención desde la presidencia, no se consiguió calmar el ambiente, por lo que el Pleno quedó suspendido hasta que miembros de Policía Local y Nacional desalojaban a parte de la sala. Todo ello dentro de un ambiente tenso, en el se increpó a varios de los ediles del Pleno del Ayuntamiento de Linares. Finalmente la proposición no fue aprobada.

En el vídeo de cabecera podéis ver cómo discurrió la tensa situación. En un segundo vídeo, Luis Moya, que hoy desempañaba funciones de alcalde, valora lo acontecido.

Momento del desalojo