Portada Categorías General Jesús Nazareno bendice a Linares en una esplendorosa jornada de Viernes Santo

Jesús Nazareno bendice a Linares en una esplendorosa jornada de Viernes Santo

La Real Cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno, María Santísima del Mayor Dolor y San Juan Evangelista asistió a su tradicional cita con la ciudad y con la “Madrugá” en esta Semana Santa de 2017. La Plaza de San Francisco fue el centro de todas las miradas desde varios minutos antes de las 4:00, hora en que se abriría el portón de la parroquia para que el conocido popularmente como “Señor de Linares” saliera a las calles a bendecir al querido pueblo que le espera. Emoción, fe y devoción se entremezclaron en un ambiente puramente religioso, popular y cofrade donde las palmas y vítores al Nazareno se sucedieron, junto con los sonidos de la Banda de Cabecera y del tercio de trompeteros, cuando la imagen apareció.

Con Cristo ya en la calle daría comienzo la tradicional bendición, la primera de las tres que Jesús brindó a linarenses y visitantes a lo largo de su extenso itinerario. La más esperada fue, como es habitual, la de la “Madrugá”, aunque la del Paseo de Linarejos y la última, también en San Francisco, no fueron menos expectantes para el público y los hermanos de esta cofradía. El toque de Oración de la Banda de Cabecera, unido al sonido bronco de los trompeteros, indicaba que la diestra de Jesús llenaría de gloria a su ciudad. El gran protagonista lució esplendoroso sobre su majestuoso paso dorado, flanqueado por la imagen del discípulo querido, San Juan Evangelista, y por su Madre, María Santísima del Mayor Dolor.

Tras el primer momento cumbre de la estación de penitencia, comenzaría a desfilar por las calles linarenses el amplio cortejo procesional nazareno, compuesto por cientos y cientos de personas que salieron para portar cirios, insignias o cruces de penitencia, entre otros elementos. También fueron numerosas las almas caminantes tras el paso de misterio en señal de promesa, penitencia y profunda oración y devoción. El camino de Jesús hasta el Calvario fue custodiado, en todo momento, por el tercio de “armaos”, es decir, los soldados romanos que caminaron tras el Señor. Y en cuanto al acompañamiento musical, el Nazareno contó este año con dos formaciones: la Banda de Cornetas y Tambores Ntra. Sra. del Carmen (Almería) y la del Santísimo Cristo Resucitado (Badajoz).

Por su parte, las marchas de la Banda de Cabecera abrieron la procesión y, tras este colectivo, llegaría con su firme caminar el paso de San Juan, portado por su fiel cuadrilla de hermanas costaleras bajo los sones de la Agrupación Musical Virgen del Carmen de Ferrol. En último término, María Santísima del Mayor Dolor, mecida en su precioso palio por sus entregados costaleros, fue llevada con los sones de la Asociación Musical Santa Cecilia. Una vez que Jesús “se despidió” de Linares, la Dolorosa regresó a su Casa de Hermandad siguiendo un pequeño recorrido, desde la Plaza de San Francisco, en el que fue acompañada por la Banda de Cabecera.

 

comparte!Share on Facebook144Tweet about this on TwitterShare on Google+0Buffer this page

No hay comentarios

Haciendo click en "Publicar comentario" estará aceptando la política de recogida de datos (Art. 5.1 de la LOPD) y las condiciones de uso