Desde la Federación de Sindicatos Independientes de Enseñanza de Jaén (FSIE Jaén) se sigue insistiendo en que la solución al actual desequilibrio entre la oferta y la demanda de plazas escolares en la ciudad de Linares no pasa por la supresión de líneas, ya sea en centros de titularidad pública o en centros concertados.

En este sentido consideran que suprimir aulas supondría otro duro revés a la sociedad linarense, que está siendo azotada por una de las crisis socioeconómicas más profundas de las últimas décadas. Por contra, desde FSIE siempre se ha considerado que para resolver esta situación, la mejor opción sería la bajada de la ratio, es decir, del número de alumnos por clase pues permitiría convertir la amenaza del descenso demográfico en la oportunidad de ofrecer una mejor calidad de la enseñanza y una mejor atención a la diversidad del alumnado.

Por esa razón, desde FSIE se ha acogida con satisfacción la noticia de que desde la Central Sindical Independiente de Funcionarios, en su división de Educación (CSIF Educación), el sindicato mayoritario de la función docente pública, haya iniciado una campaña para la bajada de la ratio en las aulas, lo que consideran un acercamiento a la postura que defiende FSIE.

Del mismo modo esperan que esta iniciativa se extienda rápidamente hacia otros sectores de la Educación Pública, que se han mostrado más escépticos con la medida de flexibilización de ratios y que “todos juntos, sin fisuras”, dice FSIE, “defendamos el futuro de la Educación en Linares”.