El parlamentario socialista Daniel Campos afirma que el Pacto Andaluz por la Industria “es el mejor ejemplo de cómo se pueden revertir las políticas industriales del PP y apostar por el diálogo y el trabajo conjunto”. “Andalucía necesita inversión pública en I+D+i. El Gobierno de Rajoy prácticamente ha abandonado la innovación, de modo que, si no lo hacemos nosotros, nadie va a apostar por nuestro tejido empresarial”, destaca.

Campos considera que este pacto está puesto “al servicio de la prioridad política” del Gobierno andaluz, que no es otra que “la lucha contra el paro y la creación de empleo de calidad”. “Es la principal preocupación de los ciudadanos y, desde luego la gran obsesión de los socialistas”, asevera.

En este sentido valora la importancia de este acuerdo porque supondrá la movilización de 8.000 millones de euros para estimular la actividad económica y reactivar la industria, un acuerdo además que ha contado con la participación de los agentes sociales y económicos de la comunidad.

El parlamentario socialista recuerda que las políticas del Gobierno andaluz “han servido de colchón” para la industria de la comunidad. “Aunque hemos pasado años muy duros, hemos conseguido que la política de tierra quemada del PP se quedase por encima del límite de Despeñaperros”, afirma.

Campos manifiesta que a los duros años de crisis económica “se sumaron las políticas restrictivas del Gobierno del PP, unas durísimas políticas que golpearon con crudeza a sectores económicos importantes” para el desarrollo económico y la creación de empleo. “Los sectores industriales de la automoción, la aeronáutica y las energías renovables se han visto no ya desplazadas, sino extintas en cualquier tipo de apoyo de institucional por parte del Gobierno del PP”, lamenta.

El parlamentario andaluz considera que esta estrategia del Gobierno ha sido “equivocada” y “una demostración más de la miopía política” del PP, que “le ha cortado las alas a sectores incipientes donde España, Andalucía y específicamente la provincia de Jaén tienen mucho que decir, como es el caso de las energías renovables y la biomasa del olivar”.

“Es un campo que tiene un amplio margen de crecimiento, que podemos explotar y sacar rendimiento, generando riqueza en nuestros pueblos y poniendo las condiciones necesarias para crear empleo estable y de calidad. Desgraciadamente, el Gobierno del PP cercenó todo apoyo desde el primer minuto de la pasada legislatura”, critica.