Portada Categorías Magazine BROOKLYN

BROOKLYN

Oscuridad en East River…
La silueta expandía
su tristeza,
condensada en el nogal
transparente
de nitrógeno endurecido,
donde flotaba, entre acrobacias,
aquel cuerpo
lívido y diminuto de ángel,
huérfano
de alas quiméricas…

Entre cartones,
no halló quina salvífica,
capaz de bajar la fiebre,
que recorría el sinfín de cables estriados,
que eran sus capilares fibrosos…
y los del puente…

Yació inerme
al abrigo del viaducto,
sudando bilis y heroína,
junto al río crispado de luna y apacible
de los cuentos.

Observaba:
“Devorados por el vientre de vasija
de un nepente
filipino,
los ratones, del faetón de Cenicienta,
no acudirán a las doce…”

Ésta,
aguardará sentada,
al pie de la escalinata,
-con dos zapatos de anglesita diáfana,
trabados
en sus pies-;
mientras el príncipe de sus sueños
baila un vals vienés
con un apuesto fámulo de Manhattan…

Se eterniza la oscuridad bajo el puente…
La luna
se ha desleído en cinc,
al besar los tejados de Brooklyn…

Hablar de poesía, para nosotros, es hablar desde el ser que conforma la existencia. Es forma de ver, sentir y pensar el mundo a través de los versos. Es como el río de Heráclito, el devenir constante, siempre cambiante: ojos que miran el mundo con la esperanza de llegar a un “nosotros” redentor de injusticias y amor a la tierra. Es la presencia de la palabra que nos habita y nos congrega. La poesía es canto, celebración, creación, danza del alma y también silencio. Es llanto, denuncia, clamor… Esas luces y sombras que nos acompañan a lo largo de la vida y que nos impulsan a seguir latiendo. Es materia vital. RIMA2 es un viaje emprendido por dos personas que miran el mundo desde el sentimiento íntimo y compartido, que confluye en la esencia de la palabra escrita y recitada. Os invitamos a acompañarnos en esta andadura y esperamos que el eco de nuestros versos estimule la voz de vuestro corazón. Carmen Sampedro y Enrique Javier Valdivia

Noticias relacionadas

No hay comentarios

Haciendo click en "Publicar comentario" estará aceptando la política de recogida de datos (Art. 5.1 de la LOPD) y las condiciones de uso