Portada Categorías Magazine Nombres con embrujo, con leyenda: “¿Cerro Pelado o Zorro Pelado?”

Nombres con embrujo, con leyenda: “¿Cerro Pelado o Zorro Pelado?”

La dehesa de Cerro Pelado, que hoy nos mira ganadera, cuando antaño fue minera, se extiende en la orilla izquierda del río, que como El Guadiana, aparece y desaparece entre pizarras y granito, y que los árabes, ensimismados por sus granados, acebos, adelfas, juncos, majuelos y tomillos lo llamaron Guadiel o agua que exhala dulce miel.

De singular belleza, representa unos de los más frondoso bosques y praderas mediterráneas y de rivera de nuestra comarca. Encinas, chaparros, lentiscos, moredas, higueras, lavandas, tomillares, esparragueras… forman su singular y paradisiaco espacio. Pero, pensarán: ¿por qué este frondoso paraje, de ensueño y fantasía aparece con el término “PELADO”?.
Descubrámoslo:
En el primer mapa, o la representación sistemática y ordenada de una realidad palpable que se nos queda grande, conocido del distrito minero de Linares, realizado por el maestro carpintero Julián de Martos y Morillo en 1877, con una humilde regla de madera, un grueso lápiz desgastado y un vasto cartabón aparece ya este término. Curiosamente, con otro nombre, parónimo a éste, de parecido significante y de muy diferente, pero cercano significado: “ZORROPELAO”.

Primer mapa del distrito minero de Linares, realizado a mano por el maestro carpintero Julián de Martos y Morillo entre 1858 y 1877.

¿Qué nos quiso decir este singular descubridor, soñador y pintor de tierras? Nada más y nada menos que el zorro o el cerro estaban pelados. Y, ¿cuál fue la causa?, si está junto a un río, en plena estribación de Sierra Morena.

La respuesta es sencilla y compleja a la vez. Este coto, en tiempos que se diseñó el hermoso plano, fue eminentemente minero. Concesiones como Las Encantadoras, Santo Rostro, Los Esclavos, Las Ánimas, Aitana… están llenas de vida y muerte en el recuerdo de los linarenses. Éstas generaron mucha riqueza y, hasta con sus beneficios, se hizo nuestro cine San Ildefonso, hoy Cervantes. Pero tanto y tanto arranque a las entrañas de la Madre, empobrecieron sus suelos. Se convirtieron en estériles, en piedras, en hondos charcos, en tránsito de pena y sudor. Sólo algunos eucaliptos, moreras e higueras paliaban el pecho y el hambre de los horadadores de la tierra.

Todo yermo, todo rocas y escombreras, edificios repletos de talada madera de este rico encinar, sobornado a los distintos ayuntamientos para que mirasen a otro lado, mientras que algunos bolsillos eran rellenados con monedas de sangre y sudor, para encender unos fogones, que elevasen la aguas salobres, el fruto preñado y a los topos escudriñadores, para que a sus entrañas pudiesen acceder.

Lavaderos del Grupo Encantadora. 1907.

Caminos de polvo, carretas chirriantes, piedras y más piedras, arena y más arena que hunde los costados, humo pastoso en los labios, aire sin vida y viciado en el corazón.

Todo y nada más que esto determinó, ¡Si, determinó! Que el zorro, con hambre y sin casa, estuviese despeluchado. Y sus cerros, que antaño fueran verdes y azulados, donde antes se sentía rey de las astutas alimañas, desde el cielo, cuando se mira sin miedo, se viesen grises, inhóspitos y por supuesto “pelaos”.

Principio del fin de la minería linarense con la manifestación de los trabajadores del Pozo San Luis del Grupo La Cruz, en pleno corazón de “Cerropelao”. 1991

Nació en Linares en el seno de una familia de tradición minera, cuyas formas de vida y de percibir el mundo, basada en el sufrimiento de intentar sobrevivir día a día, marcaron su forma de ser. Estudió Magisterio en la especialidad de Ciencias Humanas. Posteriormente realizó un Master en la Facultad Ramón Llull de Barcelona en “Dirección y Gestión de Entidades Sin Ánimo de Lucro y Economía Social”, donde publicó un análisis exhaustivo de “El papel de los movimientos sociales y el voluntariado en la España del siglo XXI” Su origen y su formación académica han influido en su quehacer profesional. Así, ha sido Director de la Escuela de Educación Social “El Puntal” de Jaén, Director del Colegio Público “Santa Teresa Doctora” de Linares, Asesor Externo del Centro de Profesores Linares-Andújar, Secretario y Vicepresidente de La Federación “Himilce”, asesor de La Confederación de Asociaciones de Vecinos de Andalucía y Consejero Académico del Centro de Estudios Linarenses. El compromiso con la filosofía del voluntariado, con su pueblo, y con su legado minero lo han llevado a tutelar numerosas y multitudinarias marchas por este patrimonio. Así como numerosas publicaciones y cursos de formación tanto en el campo de la educación, del voluntariado y la minería. Interviniendo como ponente en Congreso Internacional de la Historia de la Mineria (Ponencia que veremos a continuación). Ha editado dos libros: - Las chimeneas en el paisaje minero en el distrito Linares y su comarca.2009 - Historia y Leyendas de una ciudad que comenzaba a despertar. 2013

No hay comentarios

Haciendo click en "Publicar comentario" estará aceptando la política de recogida de datos (Art. 5.1 de la LOPD) y las condiciones de uso