La portavoz socialista de Igualdad en el Senado, Laura Berja, lamentó hoy que el PP haya decidido celebrar el Día Internacional de la Mujer rechazando una moción del PSOE en la que se reclamaba al Gobierno una prestación no contributiva por maternidad durante 6 meses en el ámbito de la Seguridad Social para mujeres desempleadas, a fin de evitar la desprotección que supone que un tercio de los nacimientos de nuestro país no genere prestaciones por maternidad.

Además, proponía reconocer a todas las mujeres un bonus de 2 años de cotización por cada hijo o hija (nacido o adoptado) a efectos de cálculo de las pensiones. Por último, solicitaba modificar el complemento por maternidad aprobado por el Gobierno de manera que la cuantía que se complementa no dependa del valor de la pensión, sino que se fijen unas cantidades fijas en función del número de hijos o hijas que hayan tenido o adoptado. El PP se quedó solo con su voto en contra pero logró tumbar la propuesta imponiendo su mayoría absoluta.

Berja advirtió que “hoy las mujeres no tenemos nada que celebrar y sí mucho que denunciar”, porque “vivimos en un país tremendamente desigual en el que la igualdad entre hombres y mujeres es un cruel espejismo y en el que ser madre o embarazada es un criterio de exclusión en el mercado laboral”.

La senadora del PSOE criticó que las mujeres muchas veces tienen que optar entre “mentir o decir la verdad y quedarse sin trabajo” y detalló que el 72% de los trabajos a tiempo parcial lo realizan las mujeres “porque no les queda otra opción” y para poder compatibilizarlo con el cuidado y las cargas familiares.

En este punto, indicó que “sólo un 2% de los hombres justifican su jornada laboral parcial por asumir cargas familiares frente a un 98% de las mujeres” y añadió que “los contratos a tiempo parcial son una trampa para la igualdad de oportunidades”, ya que proporcionan sueldos más bajos, impiden el ascenso y la promoción de las mujeres y producen cotizaciones más bajas.
Berja aclaró que “sólo concilian las mujeres” y apuntó que “el 20% de las mujeres tienen una jornada reducida por motivos familiares o para cuidar de niños y ancianos frente a sólo el 3% de los hombres”. Además, el 58% de las mujeres aparca o ralentiza su carrera profesional por tener hijos y la cuantía media de sus pensiones de jubilación asciende a 742 euros, un 38% menos que la de los hombres.

La senadora socialista recriminó al Ejecutivo del PP la aprobación de una reforma laboral donde las más perjudicadas fueron las mujeres. “Precarizaron el empleo y debilitaron la negociación colectiva, metieron la tijera en los presupuestos de igualdad, en los de violencia de género, en la financiación autonómica en las subvenciones de las universidades para los postgrados de género y en los planes de igualdad e hirieron de muerte la Ley de Dependencia. ¿Y quiénes fueron las perjudicadas? Las mujeres”, argumentó.

La portavoz de Igualdad concluyó señalando que las mujeres “son más 50% de la sociedad, aunque puede que aún hoy no seamos el 50% de esta cámara”. “El día que lo seamos, el día que ocupemos los espacios que nos corresponden, tal vez ese día, iniciativas como ésta, saldrán adelante. Pueden tener muy seguro que los socialistas no descansaremos hasta lograrlo”, apostilló.