El secretario provincial de Memoria Histórica del PSOE de Jaén, Daniel Campos, valora la iniciativa registrada por el Grupo Parlamentario Socialista en el Congreso para reactivar la Ley de la Memoria Histórica, una medida que considera “imprescindible e inaplazable”.

“El PP quiso enterrar esta ley con el rodillo de su mayoría absoluta, dejándola sin presupuesto y no aplicándola en estos 5 años, lo que ha supuesto un perjuicio y una injusticia para las víctimas y un daño para la imagen democrática de este país”, advierte Campos, quien recuerda al respecto que la ONU ya le dio una reprimenda durísima al Gobierno de Rajoy, acusándole de indiferencia, de desamparar a las víctimas y de condenar a la privatización de las exhumaciones ante la falta de apoyo del Estado.

“Estos reproches, en un país como España, que es el segundo país del mundo con más fosas comunes, sólo por detrás de Camboya, deberían haber avergonzado al Gobierno y al PP y, desde luego, deberían haberles obligado a rectificar”, considera.
Así las cosas, Campos agradece la iniciativa socialista, que, entre otras cuestiones, pide que se reanuden las políticas públicas para la recuperación de la memoria histórica, que se retomen las declaraciones de reparación y reconocimiento de aquellas personas que sufrieron persecución, prisión y violencia por razones ideológicas, que se constate la ilegitimidad de las sentencias emanadas de tribunales ilegítimos y que se llevan a cabo las actuaciones oportunas para localizar y exhumar fosas e identificar cadáveres.

De igual modo, se plantea la posibilidad de crear bancos de ADN, ofrecer más apoyo legal y financiero a las asociaciones, reabrir la Oficina de Ayuda a las Víctimas de la Guerra y la Dictadura y a impulsar la retirada de símbolos y monumentos que honran a los vencedores o conmemoran el conflicto y el régimen. “En este último punto, hay que aplicar la ley de manera plena, total y absoluta, y no forma arbitraria”, recalca.

Además, el PSOE exige que el Valle de los Caídos deje de ser un lugar de memoria franquista y nacional-católica y que pase a convertirse en espacio para la cultura de la reconciliación y de la dignificación y reconocimiento de las víctimas. En este contexto, Campos considera “preferente” que se lleve a cabo la exhumación de los restos de Franco y su traslado fuera del valle, así como la reubicación de los restos de José Antonio Primo de Rivera en un sitio no preeminente del edificio.
También se pide que se establezca el 11 de noviembre (Día Europeo de las Víctimas del Fascismo) como día de recuerdo y homenaje a las víctimas del franquismo, la creación de un Comisión de la Verdad, la exclusión de asociaciones pro-franquistas de cualquier tipo de subvención pública y la necesidad de fomentar en el sistema educativo los contenidos de todos los trabajos que se realicen a favor de la memoria histórica.