El cierre de sucursales bancarias en nuestro país ha sido un tónica constante en los últimos años. En el caso de las localidades pequeñas, esta tendencia resulta incluso traumática cuando se llega al extremo de que se cierran todas las oficinas de la población. Es el caso de la oficina que Cajasur mantiene en la Estación de Linares-Baeza, la única existente en la entidad menor y que ha anunciado su inminente cierre, con el consecuente perjuicio para los vecinos, en especial para los más mayores, que tienen más dificultades para desplazarse hasta Linares para hacer sus trámites. La entidad, en contrapartida, deja un cajero automático como “servicio”, un cajero que además, lo vecinos aseveran suele estar fuera de servicio de forma habitual.

Según la alcaldesa de la Estación de Linares-Baeza, Mariola Aranda, se ha solicitado sin éxito que al menos se abra la sede bancaria algunos días a la semana, pero tampoco acceden a ello. Del mismo modo se ha contactado con otras entidades bancarias por si estuvieran interesadas en abrir sucursal, sin que hasta el momento haya habido resultados.

La entidad dejará de prestar sus servicios el próximo 17 de febrero, un aviso que ha llegado con tan solo 12 días de antelación, sin margen de maniobra, denuncia al Ayuntamiento. Del mismo modo destacan que siguen a la espera de respuesta a los escritos mandados por este Ayuntamiento hacia la entidad, durante el mes de julio, tanto a nivel provincial, como regional y nacional, donde se alertaba de la repercusión social que el cierre súbito de la única entidad bancaria de la localidad puede tener; argumentando el factor a tener en cuenta de que se trata de una población de avanzada edad, dependiente, con limitaciones para desplazarse… etc, que supo perdonar, dicen, “de forma ejemplar el mal hacer de la entidad, y los incalculables perjuicios ocasionados, tras desaparecer varios millones de euros en ahorros”.

Se estima que en España en 2015 había 30.128 sucursales entre bancos, antiguas cajas de ahorros y cooperativas. Francia tenía 37.567 y Alemania 34.045. Pero las diferencias del número de empleados por sucursal es abismal. En España en 2015 trabajaban en el sector 196.550 empleados, frente a los 646.400 de Alemania, los 407.645 de Francia, o los 298.578 de Italia.

En el vídeo de cabecera la alcaldesa de la Estación de Linares-Baeza, Mariola Aranda; y el presidente de la Asociación de Vecinos, Reyes Amores Cuesta, nos hablan de la situación, en unas declaraciones tomadas en una concentración que ha tenido lugar esta mañana a las puertas de la sucursal.

Protesta de esta mañana en Linares Baeza