Durante esta semana, las comunidades educativas de todos los centros educativos de la Red Escolar Pública, han convocado varias concentraciones a las puertas de los respectivos centros educativos para expresar su malestar por la política de supresión de unidades que viene manteniendo la Consejería de Educación en los últimos años.

Estas concentraciones, que han sido propuestas por ASADIPRE (Asociación Andaluza de Directores y Directoras de Colegios de Educación Infantil y Primaria) en colaboración con la Federación de Asociaciones de Padres y Madres de Andalucía, FAPA “Los Olivos” intentan concienciar a toda la ciudadanía del problema que se viene generando en muchas de las localidades andaluzas en la que coexisten la red de centros públicos y la red de centros privados concertados ante la caída de la población escolar.

Las concentraciones que durante estos días se están llevando a cabo en las puertas de todos los centros públicos de Infantil y Primaria de la provincia de Jaén y en la que tanto padres, madres, profesorado y alumnado pretenden expresar su desacuerdo con el progresivo cierre de unidades que, en los últimos años, se está llevando a cabo en los centros públicos de Andalucía. En opinión de ambos colectivos convocantes, que coincide con diversas plataformas, sindicatos y asociaciones de carácter educativo, cuando la bajada de natalidad conlleve el cierre de unidades de educación infantil, la medida debe ser compartida entre las dos redes de centros existentes en la actualidad, pues hasta ahora, esto no ha sido así y siempre que ha habido que cerrar una unidad, una línea completa, incluso un colegio, siempre lo ha sido de la red escolar pública.

Por todo ello y dado que en el año 2017 se volverán a renovar los conciertos de educación infantil para los próximos cuatro años y primaria para los próximos seis años (art. 116 de la LOMCE), es por lo que toda la comunidad quiere expresar esta opinión y evidenciar de cara a toda la ciudadanía el incierto futuro que pesa sobre los centros de la red escolar pública, pues aseveran que de seguir el actual ritmo de supresión de unidades en estos centros, llegará un momento en que la mayoría de los colegios de una determinada ciudad lo serán de carácter privado- concertado y sólo unos pocos lo serán de carácter público, ya que todo el descenso de natalidad es soportado por estos últimos.

Asimismo, y con semejante propósito, este sábado 17 de diciembre hay convocadas por la mayoría de los sindicados de la enseñanza y todas las asociaciones de padres y madres de centros públicos, tres manifestaciones a nivel de Andalucía: Sevilla, Granada y Linares.

La de Linares, que es una de las ciudades más afectadas por la bajada de natalidad y donde esta situación es muy preocupante pudiendo desaparecer algunos centros en los próximos años, saldrá a las 12:00 horas del paseo de Linarejos.

Cartel

Cartel

MANIFIESTO EN DEFENSA DE LA EDUCACIÓN PÚBLICA

La Educación Pública de calidad es un pilar básico de una sociedad democrática pues constituye el requisito esencial para la justicia social, la igualdad de oportunidades y la cohesión social; su preservación y fortalecimiento es, además de la garantía del disfrute efectivo del derecho a la educación de todas las personas, la base para el crecimiento personal, así como para el desarrollo de una sociedad en su conjunto.

La enseñanza pública garantiza la oferta educativa en todo el territorio andaluz, desde las grandes ciudades hasta los núcleos de población rural. Escolariza al amplio abanico de alumnado que constituye nuestra sociedad, favoreciendo la integración social, promoviendo la igualdad de oportunidades y la equidad.

La enseñanza pública como bien común debe ser apoyada y potenciada por las administraciones educativas con el personal y materiales necesarios para que la ciudadanía tenga la oportunidad de conseguir una educación integral, de calidad, que nos forme como personas autónomas y críticas.

Tradicionalmente han existido dos redes educativas: la red de titularidad pública y la privada, y dentro de esta última la red de centros concertados (desde los años 80), teniendo los conciertos educativos la función de complementar la oferta educativa de la red pública donde ésta era insuficiente.

Sin embargo, la realidad actual es bien diferente. En esta localidad donde nos encontramos, Linares, la unidades de la red de enseñanza concertada representan un 50%. Similar situación la empezamos a encontrar en otras localidades de la provincia.

En los últimos años hemos asistido a un crecimiento de la red de centros concertados en detrimento de la red pública y por tanto a una privatización de la enseñanza. Esto se está haciendo más evidente durante estos últimos años en los que la bajada de la natalidad y por tanto de la demanda educativa –fundamentalmente en Infantil y Primaria– ha disminuido.

El derecho de las familias a elegir la educación de sus hijas e hijos no debe ser una excusa para el sostenimiento por medio de fondos públicos de centros educativos privados que puedan ser considerados como de primer, segundo, tercer… orden; lo que debe primar es el derecho fundamental a una educación universal, obligatoria y gratuita.

La realidad nos muestra que la enseñanza pública está sufriendo un progresivo desmantelamiento con la supresión continuada de unidades y líneas y el desplazamiento o despido de profesorado. Mientras tanto la red concertada no sólo no está sufriendo esta disminución de unidades, sino que incluso en algunos casos está incrementando su oferta educativa.

Ante esta situación de desmantelamiento de la red de educación pública, las organizaciones abajo firmantes expresan:

  • Su firme apoyo a la educación pública, su apuesta por una educación de calidad, plural, inclusiva, compensatoria y equitativa.
  • Su rechazo a la supresión de unidades en la red pública porque supone un atentado a la oferta educativa que la Administración debe garantizar a toda la ciudadanía.
  • La reducción de los conciertos educativos en Andalucía, potenciando la red de titularidad pública y denegando los conciertos educativos donde haya plazas en centros públicos.
  • Que el aumento del presupuesto educativo repercuta directamente en la mejora de la escuela pública.
  • Que el descenso de natalidad se aproveche para la bajada de ratios en los centros educativos y la recuperación de las unidades y líneas perdidas en los últimos años, que con total seguridad redundará en una mejora de la educación que recibe el alumnado andaluz.

Las organizaciones abajo firmantes adquieren el compromiso de seguir trabajando en defensa y mejora de la educación pública y piden a las Administraciones, partidos políticos e instituciones en general que tomen buena nota de lo expresado en este texto. Además solicitan la colaboración y apoyo a la comunidad educativa y a la ciudadanía en general para hacer realidad una educación pública de calidad sin recortes.