El secretario general del sindicato de Industria de CCOO Jaén, Antonio Correas , junto con su homólogo de la federación de Industria de Andalucía, José Manuel Moreno Cerrejón, han valorado la situación del campo jiennense y han denunciado el elevado fraude que sigue existiendo en la campaña de aceituna. Según el sindicalista, el sector agrario de Jaén, sigue anclado en una enorme precariedad, soportando el empleo en unos niveles muy elevados de contratación eventual, de falta de declaración de jornales a la Seguridad Social y de expulsión de las trabajadoras del mercado laboral agrario, así como de accidentes de trabajo. Por ello, desde CCOO proponemos la compatibilidad del subsidio agrario con el contrato fijo discontinuo, un control exhaustivo de la Inspección de Trabajo en cuanto a las altas en seguridad social y la declaración de jornales, así como un compromiso de la patronal y las administraciones para promover la igualdad de género en la contratación y acceso al trabajo en el campo y en la prevención de riesgos laborales.

El sindicato de Industria de CCOO, tras llevar a cabo un importante análisis de las diferentes campañas de aceituna, quiere proponer acciones concretas para acabar con la precariedad laboral que soportan los hombres y mujeres que trabajan en el campo jiennense y las elevadas cifras de fraude en las declaraciones de jornales. “En primer lugar queremos mostrar nuestra satisfacción por las subidas salariales tanto en el convenio del campo, de un 0,4% -que afecta a más de 100.000 personas en la provincia de Jaén-, como la subida del 0,5% en el convenio del aceite que afecta a unos 3500 trabajadores y trabajadoras.“En el sector del Aceite, planteamos propuestas que hagan compatible el subsidio por desempleo y el subsidio por desempleo para mayores de 55 años con el contrato fijo discontinuo, ya que nos encontramos con un sector con una buena estabilidad en el empleo, que realiza su trabajo con un promedio de 65 días al año y el hecho de tener un contrato fijo discontinuo les impide acceder a estas prestaciones”, manifiesta Correas.

Pero queremos poner un énfasis especial en el hecho, de que tras analizar los datos de la pasada campaña de aceituna, sobre el aforo que publicó la Junta de Andalucía y las jornadas reales que certifica la Seguridad Social, “seguimos en la línea de campañas anteriores, donde la diferencia entre la previsión de jornales y los jornales reales es alarmante”, ha indicado el sindicalista. “En la campaña 2015-2016 el aforo de la Junta de Andalucía estimó que se recolectaría 2.200.000 toneladas de aceituna, que se realizarían un total de 6.400.000 jornales y al final, según los datos de Seguridad Social, los jornales declarados han sido 2.240.227.” “Estos datos arrojan una diferencia de más de cuatro millones de jornales, por lo que esta situación de fraude es intolerable y la administración tiene que empezar con urgencia a cotejar los datos de las toneladas que recoge en su producción y los jornales que declara, para aflorar el fraude y combatir esta situación” Y estas cifras, entendiendo que en Jaén existen producciones que son recogidas por medios propios, aunque no se tienen datos precisos, por ello en el análisis que el sindicato provincial de Industria de CCOO de Jaén ha realizado, se ha reducido en un 30% la diferencia entre jornales previstos y jornales reales, cuantificando económicamente lo que supone este fraude a la Seguridad Social superando en la campaña 2016-2017 los 30 millones de euros, ha indicado el responsable sindical.

La Ley Agraria y Ley de Cooperativas

El secretario general de la federación de Industria de CCOO Andalucía, también ha resaltado que desde CCOO “estamos trabajando intensamente en modificar el borrador de la ley Agraria presentado por el Gobierno de Andalucía, en el sentido de procurar que en la misma esté presente el universo de los 500.000 trabajadores y trabajadoras que dependen del sector, y que aparecen inicialmente como invisibles al desarrollo de la norma”. En el mismo sentido se ha planteado que el papel que tienen que desarrollar los sindicatos más representativos no puede diluirse en órganos y foros donde se establece la participación de innumerables organizaciones, planteando la necesidad de estructurar un foro de participación y debate conformado por el propio Gobierno de la Junta de Andalucía, las organizaciones patronales y los sindicatos más representativos.

Paralelamente, señala el sindicalista, estamos teniendo una intervención en la modificación de la ley de Cooperativas, donde el planteamiento es menos lesivo, pero consideramos oportuno el establecimiento de determinados elementos que configuren un escenario acorde con la mano de obra que desarrolla las labores propias de las diferentes campañas en el campo de nuestra tierra.