El pasado 13 de septiembre, el Consejo Provincial de Izquierda Unida aprobó, por unanimidad de los asistentes, la expulsión de los concejales y concejala de Linares Sebastián Martínez Solás, Felipe Padilla Sánchez y Juan Francisca Cruz Sánchez, por cuatro, tres y cuatro infracciones muy graves respectivamente contempladas en los estatutos de la Organización, una de las cuales, cometidas por los tres, dicen, ha sido una infracción muy grave, según los estatutos de IULV-CA, “al no ingresar en las cuentas indicadas por el Administrador Provincial de IULV-CA, desde el inicio del actual mandato corporativo (13 de junio de 2015), el dinero correspondiente a asistencias a los plenos municipales, a la Junta de Gobierno Local, a las comisiones informativas y órganos colegiados dependientes del Ayuntamiento de Linares”. Otra de las infracciones muy graves, sería lo que consideran “exclusión de la concejala Selina Robles Córdoba de dichos órganos municipales, [comisiones informativas, organismos autónomos, patronatos municipales y empresas públicas municipales]”

Los concejales y concejala recurrieron la sanción ante la Comisión de Arbitraje y Garantías Democráticas de Andalucía, recurso que ha sido resuelto confirmando la expulsión de Sebastián Martínez Solás con carácter indefinido, por dos años a Juan Francisca Cruz Sánchez y año y medio a Felipe Padilla Sánchez, supeditando, en estos dos últimos casos el levantamiento de la suspensión al ingreso en las cuentas de IU las cantidades requeridas.

Del mismo desde Izquierda Unida se insiste en que la concejala Selina Robles es la que representa a IULV-CA en el Ayuntamiento de Linares y es portavoz de la política municipal de la coalición.

Rueda de prensa

Rueda de prensa

.