Un total de siete familias de la ciudad de Linares se benefician de las ayudas de la Consejería de Fomento y Vivienda otorgadas a través del Programa de Adecuación Funcional Básica y que tienen como objetivo reformar el interior de sus viviendas para hacerlas más accesibles. En concreto, los beneficiarios de este programa de subvenciones son las familias con personas mayores o con algún tipo de discapacidad.

“Este Programa de Adecuación Funcional Básica, del que se benefician, una vez más, las familias de la ciudad linarense, tiene un componente muy importante tanto por su incidencia social, por el beneficio que conlleva para las personas que habitan en estas viviendas, como por su capacidad para generar empleo y activar el sector empresarial de la construcción”, ha destacado el delegado territorial de Fomento y Vivienda, Rafael Valdivielso.

El importe de las ayudas concedidas, que para estas siete familias es de 9.800 euros, no podrá exceder del 70% del presupuesto subvencionable, que estará integrado por el coste de la obra, incluido, en su caso, los gastos que conlleve, tales como licencias, permisos o tasas; todo ello con un límite máximo de 2.000 euros a efectos del cálculo de la subvención.

En caso de que fueran preceptivos los gastos en concepto de asistencia técnica (cuando se exija por el Ayuntamiento proyecto técnico o documento suscrito por un técnico para otorgar la correspondiente licencia), éstos podrán incrementar el presupuesto subvencionable con un límite máximo de 600 euros.

El Programa de Adecuación Funcional Básica impulsa actuaciones como la modernización de la instalación eléctrica, la adecuación de la instalación de gas, adaptación de las anchuras de las puertas, la colocación de pasamanos en los pasillos o la reforma de los cuartos de baño con cambio de la solería y la grifería. “Con este programa pretendemos desarrollar una adecuación eficaz de la viviendas que se adapte a las necesidades del usuario”, ha remarcado Rafael Valdivielso.

Datos de Linares
Rafael Valdivielso ha destacado el compromiso de la Junta con la ciudad de Linares a la que ha destinado desde el año 2005 más de 350.000 euros a través del Programa de Adecuación Funcional Básica, que ha beneficiado a un total de 250 familias. “Desde que se puso en marcha este programa se ha actuado en 9.486 viviendas de la provincia jiennense con una inversión global de más de 11 millones de euros”, ha resaltado.

Momento de la entrega

Momento de la entrega

Rehabilitación de vivienda pública
El delegado de Fomento y Vivienda ha destacado que la Junta ya ha iniciado las obras de rehabilitación en Linares de las zonas declaradas como Área de Regeneración y Renovación Urbana (ARRU), que afectan, por un lado, a 180 viviendas del grupo JA-0937, en Blasco Ibáñez, donde se actúa sobre las cubiertas, los lucernarios acristalados de los patios que hasta ahora registraban filtraciones, así como se mejoran las instalaciones de abastecimiento y saneamiento. Esta actuación cuenta con un presupuesto de 138.909 euros.

La otra intervención en Arrayanes se desarrolla en las 36 VPP de la calle Tirso de Molina nº 2, donde se trabaja sobre las cubiertas, ventanas, patios, instalaciones de suministro de agua, saneamiento y electricidad. En este caso, la obra tiene un presupuesto de 113.157 euros.

Estas actuaciones promovidas por la Consejería de Fomento y Vivienda se enmarcan en una intervención en zonas comunes del parque residencial autonómico para mejorar las condiciones de vida de 6.626 familias residentes en una veintena de municipios de las ocho provincias andaluzas en los que la Junta de Andalucía tiene viviendas protegidas en alquiler, con una inversión inicial de 63,7 millones.