El Hospital ‘San Agustín’, de Linares, organizará entre los próximos días 28 de noviembre y 2 de diciembre la ‘Semana de la Hematología y Hemoterapia’, para ayudar a los pacientes con este tipo de enfermedades y a sus familiares, además de intercambiar experiencias y conocimientos entre sus profesionales de esta especialidad médica.

El programa de estas jornadas del Área Sanitaria Norte de Jaén incluye dos talleres teóricos-prácticos destinados a las enfermeras y dos cursos de formación para facultativos, donde se tratarán temas como la anticoagulación oral, la seguridad en las transfusiones sanguíneas, la coagulación plasmática, la inmunohematología o la leucemía, entre otros.

Los ponentes de las conferencias serán Juan Antonio López, Carmen Avellaneda, Luisa María Cruz, Juana Moral, Francisca Muñoz, Joaquina Viso, Magdalena Anguita, José David Tallón, Bárbara Fernández, Isabel Gómez, Trinidad Heredia, Sergio Garrido y Juan Carlos Fernández, José Ramón Molina, Dolores Sevilla y Guadalupe Lara.

Los organizadores de este encuentro, la Unidad de Gestión Clínica de Hematología y Hemoterapia del Hospital de Linares, esperan una numerosas asistencia tanto de pacientes como de profesionales sanitarios de atención especializada y primaria de los distintos centros de salud del Área Sanitaria Norte de Jaén.

Premio
Este servicio hospitalario jiennense obtuvo en fechas recientes el premio a la mejor comunicación científica en la XXXI Reunión de la Asociación Andaluza de Hematología y Hemoterapia, por un trabajo de investigación que trata sobre cómo mejorar la gestión de las consultas de esta especialidad médica para disminuir la demora media de sus pacientes al ser atendidos.

Los hematólogos del hospital linarense del Servicio Andaluz de Salud (SAS) han analizado las derivaciones de usuarios recibidas durante un periodo de seis meses desde los centros de atención primaria.

Los resultados obtenidos en este estudio de la UGC de Hematología del ‘San Agustín’ le han llevado a proponer dos planes de mejora en este sentido, que consisten en potenciar los contactos telefónicas entre los pacientes y sus profesionales, lo que evita desplazamientos innecesarios al hospital de los ciudadanos, y en fomentar las consultas denominadas de ‘acto único’, que son las que permiten dar el diagnóstico y el tratamiento adecuado en el mismo día, porque entre ambas medidas se reduciría la demora media.

Esta unidad del hospital público linarense también ha propuesto desarrollar un plan de formación continuada para su personal y el de los centros de salud, además de la elaboración de protocolos consensuados para establecer criterios de derivación de los pacientes.