El Grupo Parlamentario Socialista de Jaén advierte que “dará la batalla” para lograr que la provincia “vuelva a meterse en los mapas ferroviarios” del país. “El Gobierno del PP ha aislado a Jaén, recortando servicios ferroviarios, eliminando conexiones y paralizando inversiones en nuevas infraestructuras y mantenimiento de las existentes”, denuncia el diputado Felipe Sicilia.
Tras una reunión con UGT en Linares para abordar la situación ferroviaria de la provincia, Sicilia subraya las “coincidencias” entre el Grupo Parlamentario y el sindicato “tanto en el diagnóstico del estado del ferrocarril en la provincia como en las necesarias soluciones que habría que adoptar desde el Gobierno”. “Hasta ahora, lo único que ha hecho el Gobierno de Rajoy ha sido dinamitar todas las vías para el desarrollo ferroviario de la provincia. Las políticas del PP han sido las del descarrilamiento del tren en Jaén”, alerta.

Así las cosas, avanza que el PSOE “va a pelear duro” en el Congreso y en el Senado para “arrancar al Gobierno del PP un compromiso real con el ferrocarril”. “Vamos a poner el acento en dos reivindicaciones fundamentales para el futuro de la provincia: las obras de la conexión de altas prestaciones Jaén-Madrid y la apuesta por el Corredor Ferroviario Central, que metería a la provincia de lleno en la Red Europea de Transporte de Mercancías”, explica.

Sicilia considera que la ralentización de las obras Jaén-Madrid supone “una auténtica tomadura de pelo” del PP a la provincia. De hecho, critica que en las previsiones del Gobierno “no aparece la finalización de esta obra en el horizonte de los próximos años”, lo que confirma que Jaén es “la Cenicienta” para el PP, “la gran olvidada en las inversiones del Estado”.
El diputado recuerda que “la broma” del PP comenzó en el año 2002, cuando el Gobierno de Aznar “puso una traviesa fantasma de la que nunca más se supo y dijo que había empezado las obras”. “Después de aquella traviesa, no se puso ninguna más durante 2 años”, rememora. A esto hay que sumar que aquel proyecto de alta velocidad era “de segunda categoría”, ya que era de vía única y con velocidades de 150 kilómetros hora.
Con el Gobierno de Zapatero, el proyecto fue modificado, convertido a doble vía y con velocidades de 220 kilómetros hora. Con ese Gobierno socialista, se elaboraron proyectos y licitaron obras por importe de 117 millones de euros, con 2 tramos en ejecución en 2011. “En ese año, el PP ganó las elecciones y los trabajos se paralizaron y ralentizaron alternativamente, hasta el punto de que hoy no hay un avance considerable 5 años después”, lamenta.
Sobre el Corredor Ferroviario Central, alude a la importancia determinante de ejecutar el tramo Algeciras-Bobadilla, lo que conectaría el Puerto de la ciudad gaditana (uno de los más potentes del continente) con el resto de Europa a través del trazado Jaén-Madrid. “El Puerto Seco de Linares y los centros logísticos de Andújar y Bailén tendrían pleno sentido dentro de este trazado para el transporte de mercancías”, señala.

Sin embargo, el Gobierno de Rajoy ha inyectado más de 5.000 millones de euros para las obras ferroviarias del corredor mediterráneo entre Valencia y Barcelona “y se ha olvidado por completo de las actuaciones en este corredor”. “Nuevamente, el PP ningunea a Andalucía y a la provincia de Jaén cercenando las posibilidades de desarrollo económico y de empleo que este corredor supondría para el territorio”, reprocha.

Estación de Linares-Baeza

Estación de Linares-Baeza