El exceso de velocidad, el no uso del cinturón de seguridad y conducir bajo los efectos del alcohol son las infracciones más comunes que los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil han detectado entre los cerca de 9.500 vehículos controlados en la provincia en la campaña de vigilancia en carreteras convencionales que la DGT ha realizado durante la pasada semana.

Durante los siete días que ha durado la operación han sido denunciados 833 vehículos, lo que representa un 8,82% de los 9.948 que fueron controlados en las carreteras secundarias de Jaén. El porcentaje de denuncias supone un incremento del 2,5% de los conductores sancionados en la anterior campaña, que se llevó a cabo en mayo de este año.

La infracción más común ha sido la velocidad inadecuada (676 denuncias), según informa la Jefatura Provincial de Tráfico, seguida por no llevar puesto el cinturón (32) y conducir superando las tasas reglamentarias de alcoholemia (14). Junto a estas infracciones, también se han presentado denuncias por el no uso del casco, el empleo del móvil y otras distracciones al volante, problemas con la documentación del vehículo o del conductor y por adelantamientos antirreglamentarios.