Portada Categorías Opinión Trampantojos políticos

Trampantojos políticos

Los dirigentes actuales del PSOE lo van a lograr. Si su objetivo es destruir definitivamente el partido, lo van a conseguir. Han elegido el peor momento para llevar a cabo un debate interno de proporciones incalculables, la situación de crisis y de cambio político, territorial, económico y social que vive el país así lo parece indicar, aunque, como el cáncer, supongo que nunca se elige cuando te viene. A ello contribuyen algunos históricos del partido, entre ellos “el más grande”, Felipe González que, desde su pedestal de directivo de grandes empresas, aporta su montañita de arena al conflicto.

Es cierto que el problema interno del PSOE no es nuevo, que a partir de que se marchara González de su liderazgo, sufre una profunda crisis que no ha sabido gestionar, a pesar de los años. Recuerden a Almunia y su falta de “carisma”. Lo de Zapatero fue un paréntesis gracias a que consiguió en las urnas la Presidencia del Gobierno y, por tal motivo, fue respetado desde dentro. Pero, tanto con Rubalcaba como con Pedro Sánchez, los socialistas han dado muestras, desde sus distintos reinos de taifas, de querer repartirse los despojos de un pastel ya mermado por esas mismas urnas.

Ignoro cual puede ser la solución a los problemas internos y de liderazgo, quizá un secretario de transición como hizo la antigua Alianza Popular con Hernández Mancha, quizá dejar a un lado los intereses personales, no encubrir a los que lo hicieran mal (no hablo ni siquiera de cometer delitos) o más democracia interna; pero a mí me enseñaron en casa que las diferencias familiares hay que resolverlas en la familia, de puertas para adentro y que, de puertas para afuera no debíamos hablar mal de los nuestros, eso sí, sin amparar por ello cualquier delito y haciendo que, internamente se pague lo que haya que pagar con auto crítica.

Es mal momento para que un partido que ha perdido parte de su credibilidad, como lo demuestran las pasadas elecciones (nacionales, vascas, gallegas, incluso andaluzas) se dedique a airear sus trapos sucios y no esté unido como una piña ante el panorama que se avecina porque, de una parte beneficia al PP, otrora su rival directo, pues, a pesar de la hipocresía con la que se comporta este partido ante el deterioro del PSOE, argumentando que no es bueno para la estabilidad del país que un partido histórico, como el socialista, se halle en tal situación, se frotan las manos porque se quedan sin contrincantes fuertes que les puedan hacer sombrar, al tiempo que ven dividida a la izquierda que en otros tiempos supo aunar el partido socialista.

¿Y ahora qué? A dos meses vista de unas posibles elecciones generales o a la investidura de Rajoy si la apoya el PSOE con su abstención, ¿quién se va a echar “palante”?

La candidatura más proclamada por los varones socialistas, por los medios de comunicación al menos, es Susana Díaz. Pero, ella sabe tan bien como aquéllos que el nuevo líder será transitorio, que se quemará en poco tiempo; si apoya a Rajoy, el electorado no se lo va a perdonar, y si hubiera nuevas elecciones en diciembre, no tendría tiempo de formar equipo y hacer una campaña convincente.

Por otro lado, el populismo, a lo Canal Sur, con el que gobierna Díaz en Andalucía, no creo que sea válido más allá de Despeñaperros, por lo que la Presidenta andaluza necesitaría un tiempo para normalizar sus formas y su discurso para ser convincente en el resto de España.

Y de Cataluña ni hablamos.

Así que, aparentemente, quienes más se benefician de la situación actual del histórico Partido Socialista Obrero español son, de una parte el Partido Popular y, de otra, la otra alternativa de izquierdas, Podemos, que atraerá más votos y seguidores gracias al deterioro del Partido Socialista. Y quien más perjudicado, sin duda, el propio PSOE.

La posición del PP cuando dice que no es bueno para el país que el Partido Socialista deje de ser fuerte, no es más que un trampantojo para seguir manteniendo divididos y confundidos a los votantes de la izquierda.

Pero, nada, ni nadie, es imprescindible en el mundo, sobre todo si de mutuo propio opta por el suicido.

Juan Francisco Rodríguez Martínez (Ad Contrarium) Estudió Psicología en la Universidad de Granada. Es Terapeuta Psicomotriz con formación en Técnicas Corporales por CITAP (Madrid) y en Técnicas Teatrales por la UNED. Ha impartido cursos en Andalucía de diversas temáticas relacionadas con su profesión. Escritor de relatos premiados a nivel nacional, es también autor teatral y dirige grupos de teatro no profesionales. Columnista de diversas publicaciones y colaborador de Linares28 desde su creación.

3 Comentarios

  1. Apreciado Juan Francisco:

    Su analisis de la situación actual del PSOE es desde luego muy acertado y lo suscribo en su gran mayoría, ahora bien, me voy a permitir algunos matices.

    No quiere Ud., hablar de Cataluña, y yo creo, desde mi doble condición de catalán y actualmente andaluz, pues aquí resido, ya pronto hará 20 años, es donde reside el origen de los males ideológicos del PSOE, desde hace ya bastantes años. Como es de todos sabido son muchos los catalanes, que no todos, que tienen un aire de superioridad sobre las gentes que habitan en otras zonas de España, en una palabra, son prepotentes, te miran por encima del hombro, eso hasta en el fútbol.

    En toda la historia de la de época democrática en Cataluña, el PSOE, ha sido PSC-PSOE siendo sus dirigentes miembros de la burguesía catalana. Viví en un pueblo que alternaba la alcaldía Convergencia y PSC-PSOE, los padres de los dos personas que durante aquellos años fueron alcaldes, en la procesión del Corpus llevaban el palio bajo el que estaba la custodia, uno a la derecha y el otro a la izquierda, es una anécdota pero que reflejaba bien a las claras lo que ocurría en Cataluña. El PSC-PSOE, cuando Maragall formo aquel famosos tripartito con PSUC y ERC para desbancar a Convergencia de la Generalitat, golpeo y amago con lo del 3 %, la gran masa de sus votantes castellano hablantes y ante todo españoles en su totalidad, asistieron perplejos a aquel esperpento y ahí empezo el declive del PSOE, puesto que sus votantes en Cataluña, se fueron pasando en distintas elecciones a Ciudadanos, que se nutrieron en un 80 % en Cataluña de descontentos del PSOE y en un 20 % del PP. En el resto de España, desde su implantación nacional los porcentajes se invierten, 20 % del PSOE, 80 % del PP. en Ciudadanos.

    La irrupción de Podemos en el ámbito político, en su principio se debe a un error tremendo de cálculo de los responsables en tiempos del 15 M. La debacle económica en aquel 2011 advertida ya en el famoso debate Pizarro-Solbes, es imposible de borrar de los ojos de cualquiera, que nos podremos quejar hasta la saciedad de los recortes en la era Rajoy, pero que si nos paramos a pensar vienen del dislate de la era Zapatero. Cuando se inicia el 15 M el gran error de Rubalcaba como responsable máximo de interior es no calibrar la importancia del movimiento y ver de atajarlo en algún modo. Lo lógico, lo con sentido, hubiese sido no prohibir la acampada en Sol, si no trasladarla a un kilómetro al parque de las vistillas de Madrid, donde estarían mas anchos, hubiesen molestado menos y sobre todo hubiesen tenido mucha menos repercusión mediática.

    Pues bien todos esos factores, el catalán, (ciudadanos) el económico y el de podemos, han dado al traste con el Sr. Sánchez y su ejecutiva. ¿Por qué? Pues ni mas ni menos por qué este señor quería reeditar el tripartito de Maragall, pero a nivel nacional, lo cual es muy grave sobre todo por la deriva independentista de partidos como Convergencia y Esquerra. Baste recordar que el propio hermano de Pascual Maragall, Enrique dejo el PSC y se paso con armas y bagajes a ERC con su cohorte, desde luego ninguno castellano hablante. Además el aire de superioridad que he comentado más arriba se ha extendido a gran parte de los hijos de emigrantes por razones de vanidad y fruto de la educación recibida en las aulas. Son los votantes de la CUP o de ERC actuales y si no hay tenemos al tal Rufian.

    Si se quiere invertir la tendencia a la baja del PSOE, como primera medida ha de presentarse en Cataluña, únicamente con sus siglas y con un discurso social y españolista.

    2

    7
  2. Pues si mal lo tiene el PSOE en la coyuntura actual, pero esta tesitura se veia venir hace tiempo, quien no ha comprendido que el tripartito catalán fue el que creo y le dio alas a Ciudadanos en aquella autonomia, como se le ocurre querer hacer lo mismo a nivel nacional. Y quien no supo gestionar el 15 M que dio origen a Podemos, sin una pizca de reconocimiento que fue la nefasta política económica de Zapatero, la que lo origino, así como la necesidad de las políticas austeras del PP. A este paso no sera extraño que los votos al PSOE se le vayan por el sumidero,

    4

    8
  3. Años y varias legislaturas le van a costar al PSOE “coser” el paño que ellos mismos (sus mandamases) han destrozado con las tijeras escondidas en la mano. De pronto, a barones y baronesas les gusta el oficio del costureo.
    Baste recordar el descalabro del PASOK griego y ver que han quedado como un partido residual y todo por los codiciados sillones. El PSOE ha demostrado no tener tampoco la talla ética que le exigen al PP. Vivir para ver dioz mío.

    7

    3
Haciendo click en "Publicar comentario" estará aceptando la política de recogida de datos (Art. 5.1 de la LOPD) y las condiciones de uso