En la pasada madrugada del sábado al domingo día 2 de octubre, se registró un incendio en la calle Joaquín Ruano, “Nueva” de nuestra, con el fatídico desenlace de una persona fallecida y una vivienda totalmente siniestrada por el fuego.

Sobre la seis de la mañana los Bomberos de Linares recibieron una llamada que alertaba de un incendio en número 27 de la calle Nueva. A pesar de la celeridad en llagar al lugar del siniestro, nada pudieron hacer por salvar la vida de J.A.L., una persona de unos 60 años de edad y soltero, muy conocido en nuestra ciudad por haber sido propietario de una relojería taller, en la plaza de Ramón y Cajal, allá por los años 60/70. Se especula con la posibilidad de que el fallecido quedase dormido con un cigarro encendido, y este fuese el motivo del incendio, donde falleció por asfixia y quemaduras.