La Asociación Provincial de Jaén de Apoyo al Pueblo Saharaui, a través de su Junta Directiva quiere expresar a la Ciudadanía linarense lo siguiente:
1º) Nuestro más sincero agradecimiento a todos los linarenses que han visitado nuestra Caseta de Feria, con el fin festivo y solidario de contribuir en la ayuda económica para este olvidado pueblo que tanto necesita del pueblo español.
2º) Nuestro reconocimiento agradecido a todas las personas que perteneciendo a esta Asociación, así como aquellas personas conocidas y amigas que aún no siendo socios/as voluntaria y altruistamente han donado comida, trabajo e ilusión solidaria para hacer realidad esta nuestra primera experiencia de Caseta de Feria de San Agustín.
3º) Nuestra admiración y gratitud a la infinidad de jóvenes que han trabajado todos los días de Feria en la Caseta, concienciándose y concienciando a los demás de esta actividad solidaria para con este pueblo que sufre y que hasta hace no mucho fue una provincia española.
4º) Hacer saber a la Ciudadanía que el dinero obtenido del trabajo en la Caseta irá destinado dentro del proyecto anual de “Vacaciones en Paz” de los niños y niñas saharauis, a aquellos más desfavorecidos por limitaciones fisiológicas y neurológicas que solidariamente son atendidos en Aprompsi de Andújar en el Centro de Discapacitados que dispone y que pone a nuestro servicio. Lógicamente todos los gastos, incluidos el viaje en avión así como dos monitores que los atienden son sufragados por esta Asociación Provincial de Apoyo al Pueblo Saharui. Contamos además altruistamente con los fisioterapeutas y todo el personal del que dispone Aprompsi de Andújar para su tratamiento durante los dos meses de su estancia. Queremos asimismo ir aumentando progresivamente el nº de niños discapacitados. Es una responsabilidad que hemos tomado y queremos seguir manteniéndola.
5º) Especial agradecimiento queremos expresar a todos los medios de comunicación que se han volcado incondicionalmente con nuestro proyecto.
Reiteramos nuestro agradecimiento a todas las personas que de una forma u otra han colaborado humanitariamente con nosotros. Siempre habrá un lugar para la Esperanza en nuestro mundo.