Mares Tirreno, Egeo, Jónico, Adriático, Mediterráneo, mares del Sur de Europa… Cementerios humanos que engullen a capricho los desechos del festín de los lobos; mares aceptados como tumbas sin sudario. Clara desvergüenza de este monstruoso mundo. Mientras escribo esto, veo y oigo consternado como dos hijos de la Gran Quastuosa, matan a un sacerdote en Normandía, en la iglesia, en el altar…. Debemos pararnos a pensar equilibradamente y no mezclar una cosa con la otra, porque ninguna tiene sentido, justificación ni relación…¿o sí?

Las mentes castradas, las neuronas amputadas, pueden hacer un daño indecible, sobre todo cuando son bombardeadas desde los púlpitos en nombre de un dios que ni existe ni existirá, porque todas las deidades pertenecen a la mitología (véase el significado de mitología).

Suelo decir intencionadamente que “la memoria es la facultad que olvida” lo que no le interesa recordar. Habría que preguntarse qué papel desarrollan tanto EEUU, Rusia, Francia, el Isis, el Daesh, la oposición siria (no yihadista) frente al canalla sátrapa Al Asad. Vuelvo a señalar mi espanto sobre el hecho del asesinato del sacerdote en el mismo altar en la Normandía. ¿Se imaginan que varios cristianos ultras hubiesen entrado en una mezquita y hubiesen degollado al imán que dirigía las oraciones en ese momento?

Para mí Satán, como personaje real no existe. Pero sí que existe en lo mítico, en la ficción. Es la personificación mítica de la maldad, la crueldad, la falta de piedad, de compasión. La sinrazón. Satán en este caso han sido estos dos terroristas, que de no haber muerto, debería haber sido la Corte Penal Internacional la encargada de juzgarles, a estos y los anteriores, como se hizo en Nüremberg. Ya hablaba días pasados de todo lo que ha dado lugar a este pantano de fango, de heces y me refuerzo en ello.
No basta la impostura de Hollande, Merckel, etc., con aquello de aumentar la intervención militar en Siria, cuando estos países tienen derecho a veto en el Consejo de Seguridad de la ONU junto con Rusia, EEUU y China. Aquí, cada uno se lo monta a su aire, y así va la cosa. La Asamblea general de la ONU formada por 193 países, sólo tiene poder consultivo, pero las decisiones las toman sólo 15 países, con el derecho a veto de los cinco citados. Y mientras la casa sin barrer.

Sépase que Francia fue país colonialista (agárrense) de los siguientes países: Argelia, Túnez, Marruecos (protectorado) Congo Francés, Senegal, Guinea, Costa de Marfil, Benín (Dahomey), Chad, Madagascar, Sudán, Birmania, Laos, Tailandia, Vietnam, Camboya, Malasia, Nueva Caledonia, Tahití, Islas Marquesas, Guayana Francesa. Alemania tuvo colonias como: África Oriental, del Sudeste y Occidental, Nueva Guinea Alemana, Samoa, Kian Chau, Tianjin, Costa del Oro, Arguín. Tobago, Gambia, Nueva Suabia, Caribe Alemán. Posesiones inglesas: Sudáfrica, Egipto, Kenia, Nigeria, Irak, India, Palestina, Qatar, Nepal, Australia, Nueva Zelanda, Gibraltar, Chipre, Belice, Jamaica. Malvinas, Dominica, Caimán, Anguila, Bermudas, Georgia, Sanwich del Sur, Pitcaim, Turcas y Caicos, Vírgenes, Monserrat, Santa Elena, Ascensión, Tristán de Acuña, Antártico Británico, parte del Océano Indico, Guemsey, Isla de Man, Jersey. Posesiones de Bélgica: Congo Belga, Concesión de Tianjin, Ruanda-Burundi.

Y después de todo esto, seguimos pensando que los buenos somos nosotros y que los terroristas exclusivamente son ellos.
Si van a su casa y le meten un dedo en el ojo ¿qué hacen ustedes, invitan al agresor a cenar?

Si de verdad hubiese gana de construir y tender puentes de diálogo, Occidente tendría que pensar en reconocer sus errores y abusos en estos países colonizados y pedir perdón, como el papa Francisco pidió perdón por los desmanes de la Iglesia cometidos en muchos países de Latino América, que ya es un primer paso activo para la reconciliación.
Si de verdad hubiese gana de tender puentes de diálogo, no la habrían liado en Siria y no existirían cinco países con derecho a veto en una ONU que ha perdido su operatividad, credibilidad y honestidad, convirtiéndose en un cementerio de elefantes…otro más.

Convencido como estoy, de que existe un mundo paralelo al nuestro en el que todo es distinto, en el que permanecerá nuestra esencia, con nuestro mismo ser, no puedo comprender nuestra omisión en trabajar por un mundo más justo, más humano, más fraterno y solidario. Ese mundo paralelo comienza aquí, sólo que mucha gente no es consciente de ello. Es sólo cruzar una puerta. Por desgracia hay gente enfrascada en sus creencias como dadoras de lo Absoluto. Gentes aterrorizadas e incluso inmovilizadas por esas creencias ante los designios de la vida, aceptándolas sin más como un inevitable determinismo. Aquellos que creen únicamente en lo Absoluto, llamado también Divinidad y en las creencias excluyentes transmitidas por nuestros ancestros, hacen y se hacen a sí mismos más daño que bien, cuando esas creencias son esclavas de la letra, aquella letra generadora de intolerancia y odio.

Definitivamente, la memoria es la facultad que olvida y con ello a algunos les va de escándalo. No así a los inocentes pueblos.