Más de 23.000 empleados públicos de la Junta de Andalucía en la provincia de Jaén se beneficiarán del acuerdo que fija el calendario de restitución de derechos acordado por la Consejería de Hacienda y Administración Pública y los sindicatos CCOO, UGT y CSIF -que integran la Mesa General de Negociación Común de la Administración andaluza-  y entre los que destaca recuperación de la jornada de las 35 horas y la devolución de la paga extra completa de 2012.

Así lo ha anunciado la delegada del Gobierno, Ana Cobo, que ha mantenido esta mañana una reunión con los representantes en la provincia de UGT, CCOO y CSIF, para abordar los términos del acuerdo de la Función Pública rubricado recientemente por la presidenta de la Junta, Susana Díaz, con estos sindicatos a nivel regional. “Se cumple por lo tanto el compromiso de Susana Díaz, de modo que la recuperación económica, para que sea justa, lleve consigo también la recuperación de derechos suspendidos a los empleados públicos”, ha subrayado Cobo.

La delegada ha explicado que según este acuerdo la Junta de Andalucía recuperará la jornada laboral de 35 horas y devolverá a los empleados la paga extra completa de 2012, así como el resto de derechos suspendidos, desde este mismo año y a lo largo de la legislatura. Igualmente, ha destacado que “esta recuperación de derechos va a generar más oportunidades para crear empleo, aumentando la oferta pública que va a permitir reforzar los servicios públicos”.

De este modo se da cumplimiento al compromiso adquirido en julio de 2015 con el acuerdo para la defensa y mejora del empleo público en la administración andaluza, que preveía el establecimiento de un calendario para la progresiva recuperación de derechos a lo largo de la legislatura. Todos los colectivos de personal al servicio del sector público andaluz, es decir, tanto los profesionales de la administración general como del ámbito sanitario y educativo, recuperarán la jornada laboral de 35 horas semanales a partir de 2017.

La implantación de la jornada de 35 horas da respuesta a una reivindicación de los empleados públicos que permitirá avanzar en sus necesidades de conciliación de la vida personal, familiar y laboral, y asimismo contribuirá a la creación de empleo para garantizar que el funcionamiento de los servicios públicos no se vea afectado por la reducción del horario de los profesionales.

 

Recuperación paga extra

Una vez abonados en febrero los primeros 44 días correspondientes a la paga extra de diciembre de 2012, el acuerdo ahora suscrito recoge la recuperación este mismo año de otros 48 días que serán percibidos en la nómina de septiembre, mientras que las cantidades restantes hasta completar su total devolución serán efectivas en las nóminas de febrero de 2017 (46 días) y 2018 (45 días).

También desde este mismo año, se recuperan los días adicionales de vacaciones en función del tiempo de servicios prestados, de modo que a partir de los 15 años de antigüedad serán 23 días hábiles de vacaciones anuales, que se incrementarán en un día más a los 20, 25 y 30 años de trabajo, respectivamente. En 2016, el personal con derecho a estos días podrá disfrutar de dos días adicionales como máximo y, en 2017, se ampliarán hasta cuatro días.

 

Nómina completa

El acuerdo también prevé la restitución de la totalidad de las retribuciones económicas de los empleados públicos. A partir de 2018 se iniciará la recuperación del 10% de las retribuciones variables de la nómina asociadas a la consecución de objetivos, incentivos al rendimiento, complementos de productividad, atención continuada o de carrera profesional, entre otros. La restitución se realizará en dos tramos, a razón de un 5% en el ejercicio de 2018 y el otro 5% en 2019, en que la nómina quedará completada en todas las retribuciones.

Finalmente, completando el calendario de restablecimiento de derechos, los empleados públicos de la Junta también recuperarán en 2019 las ayudas de acción social que quedaron suspendidas en 2012.

Tras la firma del acuerdo de julio de 2015, la Junta ha mantenido su voluntad de avanzar en la negociación para la restitución de los derechos de los empleados públicos. Así, desde los meses de junio y diciembre pasados, todos los empleados públicos perciben la totalidad de sus pagas extraordinarias y desde el 1 de enero de este año sus retribuciones han crecido un 1%, el máximo permitido por la legislación estatal. Por su parte, desde enero se ha recuperado el 100% de la jornada de trabajo y las retribuciones de todo el personal con relación no permanente.

La Junta también ha devuelto en la nómina del mes de febrero los primeros 44 días de la paga extra suprimida de 2012 y, en marzo, se acordó la devolución de los días adicionales de permiso por asuntos particulares en función de la antigüedad.

Además del calendario fijado, el acuerdo suscrito renueva el compromiso de mantener la negociación para continuar avanzando en la mejora de las condiciones de trabajo del personal al servicio de la Junta. En este sentido, contempla la revisión del catálogo de enfermedades que son causa del abono del 100% del complemento de incapacidad temporal y de la totalidad de retribuciones en los días de ausencia que provoquen.