La Diputación Provincial de Jaén ha aprobado por unanimidad la moción presentada por el Grupo Socialista para pedir al Gobierno de España y a la Junta de Andalucía que potencien el ferrocarril convencional en la provincia frente a la política de “abandono y supresión de líneas” que está llevando a cabo el Estado en los últimos años.

El diputado socialista José Castro denunció que la provincia ha perdido 90.000 viajeros entre 2011 y 2015, consecuencia del cierre de estaciones y de la eliminación de trenes durante la pasada legislatura del PP. De ellos, Jaén capital ha perdido 50.000 y Linares-Baeza otros 13.000. Castro acusó al PP de ser “el gran culpable” de lo que ha ocurrido con el ferrocarril en la provincia, ya que durante los Gobiernos de Aznar y Rajoy “Jaén quedó aislada del mapa ferroviario y Linares-Baeza ha perdido lo que ha perdido”.

Asimismo, recordó que en 2006 el Gobierno socialista impulsó 6 nuevos trenes a Sevilla y otros 2 a Madrid, además de contemplar años después el estudio de la conexión con Granada. Lamentablemente el Gobierno del PP no incluyó después esta conexión en el Plan de Infraestructuras y Transportes. “Por tanto, lo que se necesita es voluntad política para impulsar nuevos servicios”, indicó.

La moción exige que Renfe mantenga servicios de calidad, que no suprima más trenes a su paso por la provincia y que incorpore nuevos enlaces y servicios ferroviarios con el resto de Andalucía y del país, como la posibilidad de que los trenes Sevilla-Jaén continúen hasta Vilches y que tengan un enlace en Córdoba para Málaga. El PSOE advierte que a la supresión de los trenes Linares-Baeza/Granada y Almería-Barcelona podrían sumarse muy pronto los trenes Almería-Madrid o el Sevilla-Barcelona.