Portada Categorías Opinión DÍAS PROPIOS

DÍAS PROPIOS

Escuchando en un bar de Linares, una conversación entre dos funcionarios, pensé que el tema del que estaban hablando, “los días propios” me daba pie a un conjunto de reflexiones que me voy a permitir plasmar en este escrito.

Los días propios o “Moscosos” pues fue en el año 1988 estando de Ministro de la Presidencia D. Javier Moscoso, cuando se consagró el derecho para el funcionariado español de seis días vacacionales para dedicarlos para asuntos propios, de ahí lo de “días propios”. Esta ventaja del funcionariado, se redujo en tiempos de crisis, actualmente, no se ha recuperado totalmente en su totalidad, según la administración.

Todo lo que sean ventajas laborales de este o cualquier tipo, es bueno para un conjunto muy importante de españoles, pero sería mucho mejor lo fuese para su totalidad, y no únicamente para estos, que ya tienen innumerables beneficios laborales y sociales, siendo el más importante de todos el que no pueden ser despedidos, si no es por cuestiones de extrema gravedad como meter mano a la Caja.

Los funcionarios, no pueden ser despedidos de su puesto de trabajo bajo ninguno de los conceptos por los que lo son el común de los trabajadores de este país. Ni baja productividad, ni expedientes de regulación de empleo, ni exceso de absentismo laboral. Lo que se dice nada, quien adquiere la condición de funcionario, puede echarse a dormir esperando la jubilación.

Eso en España lamentablemente ocurre, hemos visto en los últimos años multiplicar por cinco el número de funcionarios, cuando en otros colectivos de muy similar característica como Bancos y Cajas se ha producido una reducción a una quinta parte de su capital humano, debido a la aplicación de las nuevas tecnologías, por lo visto entre el funcionariado, brillan por su ausencia. Ciertamente hay grupos de funcionarios que debieran incrementar sus efectivos humanos, pero otros deben drásticamente reducirlos.

Otra cuestión, que se me viene a la cabeza, cuando pienso en los funcionarios, es la corrupción, no concibo un político por si solo corrupto, si no es ayudado o instigado a cometer una acción irregular por un funcionario. Estos dominan la función pública en una forma exhaustiva, mantienen intereses creados y al final los políticos acaban cayendo en sus redes, máxime cuando alcanzan los políticos puestos de alta responsabilidad sin una formación personal adecuada teniendo que ir de la mano del funcionario de turno. Pondré un ejemplo.

En una ciudad cercana a Madrid, de esas que superan el centenar de miles de habitantes, en la legislatura municipal anterior, nuestro concejal lo había sido del Área de Juventud y Deportes, lo hizo muy bien, por ello en la actual lo han nombrado del Área de Urbanismo, como si de un premio se tratase, nuestro amigo el concejal que asume tan graves responsabilidades, tiene 32 años, ha terminado su carrera hace poco, después de muchos años, no la ha ejercido nunca. Se encuentra con que sus interlocutores actuales, son personas ya de edad madura, arquitectos, aparejadores, promotores de obras dueños de parcelas y un etcétera plagado de especuladores, además de los veteranos funcionarios del área asignada. De las decisiones de nuestro amigo concejal, penden una cantidad ingente de intereses. Mi deseo es que salga bien librado, aunque lo veo difícil. Un caso real el de este familiar y amigo mío.

Se me puede decir que hay de todo y ciertamente es así, pero entre los funcionarios hay por desgracia mucha desidia y sinvergonzonería además de falta de control, nadie me lo puede negar.

Desde el celador de hospital o ambulatorio, que no compra papel higiénico en su casa, porque se lo lleva del trabajo, el maestro que llega a la clase y dice a los alumnos que se lean la lección 22 y el se pone a su vez a leer el periódico o hacer crucigramas, o las tres funcionarias de distintas Diputaciones que desplazadas a una capital europea, en una feria de turismo se desplazan a la misma juntas en un taxi desde su hotel, en lugar de en metro, piden un recibo para cada una y así poderlo recobrar, convirtiendo 20 € en 60 € por arte de birlibirloque los cuatro días de duración de la feria. Vamos un conjunto de chuminadas que terminan siendo una gran chuminada aparte una dejadez que acaba repercutiendo en la marcha de la sociedad y lo que es más grave en la juventud del país.

Claro algo tiene mal o hace mal la sociedad, como corregirlo. Apliquemos unas soluciones validas y valientes. En primer lugar, los funcionarios deberían poder ser despedidos o trasladados en función de las necesidades de la sociedad, y en función de otros parámetros como productividad, absentismo o prepotencia ante los ciudadanos. En segundo lugar el funcionariado ha de adquirir protagonismo ante los políticos, no puede ser que cada cuatro años se cambien miles de puestos en este país en función del partido que gane unas elecciones. Como mucho media docena en cada Ministerio por que en los demás deben ser funcionarios. En tercer lugar potenciar una Escuela Superior de Altos Cargos Estatales, tal como existe en la vecina Francia y la creación de un Grado Universitario, que deberían poseer los aspirantes a funcionarios, en cuarto lugar potenciar y actualizar el papel del Tribunal de Cuentas y de sus homólogos autonómicos. ¿Cómo? Creando un cuerpo nacional de auditores que cada tres meses, recibiesen las contabilidades de todas las Entidades Locales, Diputaciones, Autonomías, Ministerios, Empresas Públicas, Embajadas y Consulados, Partidos Políticos y Sindicatos, en definitiva todo organismo por el que pasen dineros públicos. Que en cualquier momento se personasen “in situ” ya sea en el municipio más pequeño, en la empresa de turismo andaluz, en la diputación de Burgos, o en el consulado de Sao Paulo, en las oficinas del Partido Popular de Valencia, comprobando la veracidad de los estados contables en cada momento. A fin de cuentas, el estado obliga a que cualquier empresa caso de sobrepasar la cifra de ventas en seis millones de euros, debe ser auditada. Pues que el Estado se aplique a si mismo esta obligación.

No obstante a lo dicho, que nadie piense que es un escrito que se dirige contra el funcionariado, que por norma general es bueno, pero como todo en la vida mejorable.

Si consiguiésemos esto que no puede ser un objetivo a corto plazo, si no a medio plazo, se pondrían las bases de un estado democrático duradero.

Hay que ver lo que da, reflexionar sobre los “Días Propios” y sin leer a Kant, a Marx o a Chomsky porque ni puñetera falta me hace, para tener algo de sentido común, de lo más necesario en este país, pues andamos muy flojos. Ni que decir tiene que a todos nos falta un pelín del mismo anteponiendo muchas veces nuestro propio interés o el de nuestro grupo, a eso, el sentido común.

13 Comentarios

  1. Campeón eso diselo a un militar que no llega ni a mil euros, que se pega 14 dias tirao durmiendo en el suelo, que año tras año tiene que pasar unas pruebas si no a la calle. Puntualiza antes de hablar, por lo menos de los escalones bajos. O dias de 30horitas trabajando sin ni un euro extra, sin nocturnidades, con guardias de 24h sin retribuciones. Asi que deja de flipar y si quieres se funcionario haber estudiado y haber entrado, facil.

    0

    0
  2. Campeón eso diselo a un militar que no llega ni a mil euros, que se pega 14 dias tirao durmiendo en el suelo, que año tras año tiene que pasar unas pruebas si no a la calle. Puntualiza antes de hablar. Guardias de 24h sin retribuciones, 30h de trabajo ni un euro mas. Si quieres ser funcionario haber entrado en su momento, que es muy facil quejarse pero hacer poquito.

    0

    0
  3. que mezquinos somos. en vez de desear que todos los trabajadores tengan las mejores condiciones laborales, nos quejamos del de enfrente y preferimos que se las quiten, haciendo la olla gorda al poderoso. Un poco de vista colectiva y menos envidia, que nos iría mejor a todos.

    0

    0
  4. En las pruebas de acceso a Funcionarios, está legislado que se basarán en los principios de igualdad, mérito y capacidad, habiendo periódicamente exámenes, (cada vez mas espaciados y de menos plazas) que en dura competencia, (algunas veces miles de aspirantes para muy pocas plazas) y tras meses, incluso años de estudios y academias, para muchas veces tener que repetir y seguir estudiando para intentarlo de nuevo. Eso no se dice, y que conste que no soy funcionario, tampoco se dice que una sociedad dotada de Servicios Públicos eficientes y bien dotados tanto de personal como de medios y universales, es la mejor forma de distribución de la riqueza de un Estado Social y de Derecho, como dice el preámbulo de nuestra Constitución y la mejor forma de poner en la practica la aspiración de la Justicia Social.
    A los funcionarios se le pueden abrir expediente y sancionar en el supuesto de incumplimientos o dejaciones de sus tareas. Pero lo que ya clama al cielo, es que después de la que está cayendo, la última “tormenta”en la Comunidad Valenciana, se diga que la culpa de la corrupción es de los funcionarios que “lian” a los políticos… Es de chiste, si no fuese por la gravedad del asunto. Comentarios de este calibre y “profundidad” justifican lo que ocurre y el trato, recortes aumentos de jornada, reducción de salarios y de condiciones laborales de funcionarios y que tanto influyen negativamente en los trabajadores/as de la Empresa privada. Siguiendo el ejemplo vamos…Pues que sepa amigo que el Derecho al trabajo como dice la Constitución no es para periodos o ratitos, sino para toda la vida, entiéndalo.

    0

    0
  5. Se nota que Emilio es un trabajador que lo hace desde las 8 de la mañana hasta las 8 de la tarde y sin descansar para comer. Creo que el escrito que ha realizado este Sr. es el escrito de una persona que le tiene un rencor a los funcionarios porque no ha sido capaz de sacar unas oposiciones para entrar en la función pública. Muchos de esos funcionarios que usted dice son los que les curan si están enfermo, le enseña a su hijos, le soluciona un problema de papeleo, o bien le soluciona sus problemas para que pueda cobrar la pensión. Ya está bien de criticar a los funcionarios. Si tiene algo en contra de algún funcionario lo denuncia y punto. Pero meter a todos en el mismo saco es lamentable Sr Emilio.

    0

    0
  6. Mira Emilio, lo primero que tienes que saber es que no tienes ni idea de lo que es una Administración Pública, de cómo funciona y de quienes trabajan allí, solo te dejas llevar por las generalidades de las barras de bar, y con eso no se puede llegar hacer nada serio.

    Te podría explicar cuatrocientas mil cosas, entre otras las faltas leves, graves y muy graves que pueden llegar a la separación del servicio del funcionario, entre otras si se echan a dormir como tú dices que se pueden echar.

    Pero sencillamente no lo voy hacer, simplemente porque me parece un artículo rídiculo, digno de ser publicado en un blog de un ignorante y no de un portal serio como debería ser este que representa a una ciudad como la nuestra, pero bueno ustedes sabrán…

    0

    0
  7. Comienzo indicando que los días de asuntos propios se nos concedieron por dos motivos. primero porque nosotros siempre recibimos nóminas de 30 días y hay seis meses de 31 días, por lo tanto se nos concedían 6 días de asuntos propios por ese impago y en segundo lugar porque una gran mayoría de funcionarios, somos empleados públicos que trabajamos sábados, domingos y fiestas de guardar y esto influyo en esa deferencia hacia nosotros.Por lo tanto no nos regalaron nada y digo regalaron , porque desde el año 2012, nos eliminaron ese derecho y digo ” Derecho “.
    Nosotros los empleados públicos, dedicamos nuestra vida al servicio de la sociedad, cuando cualquier trabajador no cualificado en este país en los tiempos de bonanza económica ganaba 2000 euros, nosotros ganábamos 1000, pero nadie se acordaba de este colectivo, sin horas extraordinarias ni cestas de navidad, trabajado cuando todos están de fiesta, de vacaciones o comiéndose las uvas en noche vieja. Cuando usted viene de la playa un domingo con la picadura de una medusa o un corte en el pie, allí estamos esperándolo para curarlo, pero puede que nos llevemos de regalo una hepatitis si ya la trae usted puesta.
    Muy señor mio funcionarios hay de muchas clases, pero tenga en cuenta, que ahora mismo sin gobierno el Estado sigue funcionando, los pensionistas cobran sus pagas, las ayudas llegan en su día, etc, esto es porque el cuerpo de funcionarios no puede ser movido por ningún partido político, ni alto cargo, ni presidente, por una sencilla y simple razón, para que los estados con crisis políticas o de cualquier otra índole puedan seguir funcionando y la administración no se paralice, llevo 30 años de empleado público me arte de estudiar mientras otros estaban en la discoteca, y después de todo ese tiempo no he parado de estudiar mientras otros se dedican a ver el futbol o a contemplar el cielo estrellado, porque la administración me obliga a estar formándome continuamente realizando cursos de toda índole y he aquí que después de 30 años de servicio a la comunidad gano 1075 euros, estupendo no cree. Bueno me llevo la satisfacción de contribuir a que este Estado continúe funcionando a pesar de los recortes y las adversidades. Me despido atentamente.

    0

    0
  8. Jejeje..Que cachondo es este tío. (No obstante a lo dicho, que nadie piense que es un escrito que va contra el funcionariado…). Que arte para la manipulación y la demagogia.
    Pobre P.P. que se ha corrompido por culpa de los funcionarios, que lo ponen a prueba con infinitas tentaciones.
    Funcionarios son: Las fuerzas del orden, Los médicos-as y enfermeros-as, el profesorado, el cuerpo de bomberos (seguro que en sus ratos libres se llevan la manguera a su casa) y un largo etcétera de personas de todo tipo.
    En fin lo suyo además de mediocre, y torticero, no puede ser más simplista. Ah, yo no soy funcionario; siempre trabajé por cuenta ajena, y hubo un tiempo que al funcionariado se le miraba por encima del hombro, porque sus salarios estaban por debajo de cualquier obrero de la construcción, a pesar de sus estudios y duras oposiciones.
    De pobres de espíritu es querer quitar derechos a unos para igualarlos a los demás, en vez de tratar de conseguir derechos perdidos por estos.

    0

    0
  9. Iba a despacharme bien, pero veo que ya lo han hecho otros por mí.

    La envidia es muy mala Emilio.

    La culpa de la corrupción es de los funcionarios…jajajaja.

    Y lo delos bancos es pa partirse…¿ Rato y Blesa eran funcionarios? Mira que costó trabajo echarles el guante…

    En fin, que este hombre es un resentido y un indocumentado. Incluso, me atrevería a decir que malintencionado, incendiario, jejeje. Seguro que esto es lo que pretendía.

    Ah, los que tanta inquina les tienen a los funcionarios, las oposiciones aún siguen para todos. Ya está.

    0

    0
  10. Le responde una que no es funcionaria pública, Emilio Vera Muñoz. Ha dejado patente con su opinión que el sentido común es el menos común de ´sus sentidos´ y que hay mucho odio hacia todo dentro de Vd. Pero siga, siga escribiendo sinsentidos de este tipo para entretenernos, porque necesitamos reírnos de vez en cuando. No hay nada más triste en este mundo que una persona que no lee y se atreve a dar clases magistrales.

    0

    0
  11. Podría decir muchas cosas pero creo que ya está todo dicho. Hace 27 años que saqué mis oposiciones, después de estudiar durante bastante tiempo.
    Llevo trabajando noches, festivos, ferias, Navidades, Semanas Santas y todo lo que no hay en los escritos, mientras usted seguramente estaba sentado en su casa o relajado en su tiempo libre.
    Pongo en riesgo mi vida por un sueldo que no llega al de un trabajador de banca, si, de esos que despidieron según ud. Y que seguramente estén prejubilados en su casa desde los cincuenta años como los señores de Santana, sus huevos ahí.
    Su envidia y su rencor ante los funcionarios es evidente, pero como yo digo,
    haber estudiado una carrera. Seguramente mientras yo estudiaba tú te estabas tocando los huevos.
    A joderse Emilio.

    0

    0
  12. No pensaba yo que este escrito iba a suscitar tantos comentarios negativos y algunos de muy mal gusto, tal vez sea por aquel dicho o refrán “Quien se pica ajos come”. A mis 68 años, no tengo ni envidia ni rencor ni odio hacia nadie y lo único que constato es que en España, los funcionarios tienen evidentemente una serie de ventajas sobre el resto de los trabajadores, y que su salario poco o mucho, sale del bolsillo de todos los que pagamos impuestos. Y que desde luego no es la simpatía lo que prevalece cuando uno accede a una ventanilla de Hacienda o a un Juzgado. Trabajar hemos trabajado todos, pero puedo asegurar a Alfonso que yo personalmente también he trabajado en fiestas de guardar y en más de una ocasión, he salido a las siete de la mañana del trabajo para reincorporarme a las ocho, con el tiempo justo para darme una ducha.

    De todas formas agradezco a todos sus comentarios incluso los despectivos. Algo tendra el asunto de los días propios cuando suscita tanta defensa por parte del funcionariado. En el fondo les subyace que cometen una vamos a llamar injusticia, sobre el resto de los trabajadores, mecánicos, albañiles, fontaneros etc.

    0

    0
  13. Lo de siempre, nos falta mucha conciencia de clase… Aún recuerdo cuando muchos “asalariados” se alegraban porque le habían quitado la paga extra a los funcionarios, sin pensar en eso de “las barbas de tu vecino”. Vemos día a día como han esquilmado y robado los recursos de todos, han vaciado las cajas y las han trasladado a Suiza o Andorra, han hecho fortunas personales en sobres o Eres…, y nosotros dirigimos el tiro de la culpabilidad contra el funcionario muchas veces mileurista, el barrendero que para un momento a fumarse un cigarro o el currante que se coge una baja. Los de “arriba” deben estar soltando carcajadas retrepados en sus sillones mientras le dan una calada al puro y beben un sorbito de coñac.

    0

    0
Haciendo click en "Publicar comentario" estará aceptando la política de recogida de datos (Art. 5.1 de la LOPD) y las condiciones de uso