CSIF Jaén se manifestará ante la Delegación territorial de Salud este viernes, 29 de enero, para condenar la agresión sufrida por un empleado público sanitario en el centro de salud de Jódar hace una semana. Además, con este acto, CSIF quiere poner de manifiesto que es de absoluta necesidad la creación de un Observatorio de Agresiones para los empleados públicos sanitarios eficaz y que sea capaz de prevenir estas situaciones cada vez más comunes desde el inicio de la crisis. Desde CSIF, se denuncia que los recortes continuados desde 2010 en el Servicio Andaluz de Salud podrían ser la principal causa del aumento de las agresiones físicas y verbales. “Quinientos profesionales del SAS han dejado de trabajar desde 2010, por lo que la falta de recursos humanos y saturación en las urgencias puede estar ligado completamente al aumento de agresiones y a que los ciudadanos se vean desprotegidos por los profesionales sanitarios, mientras que estos trabajadores públicos no tienen culpa ninguna de la situación en la que trabajan y siempre han mantenido su profesionalidad y responsabilidad”, confirma Joaquín Álvarez, presidente provincial de CSIF.

La agresión física sufrida por un celador-conductor en el centro de salud de Jódar ha puesto en evidencia la necesidad de un Observatorio para orientar a los profesionales sanitarios en la resolución de estos accidentes, del mismo modo que se debe sensibilizar a la población frente a las agresiones estableciendo como una necesidad básica el respeto y el civismo. Asimismo, CSIF Andalucía puso en marcha en 2013 un Observatorio de Agresiones del empleado público, sin embargo, esta central sindical considera que es urgente que sea desde las Administraciones Públicas, en este caso la Junta de Andalucía, las que tienen que dar respuesta a este problema no solo para saber actuar ante una situación de este tipo, sino con el fin de prevenir estas incidencias.

CSIF solicitará que estas agresiones se introduzcan como delito de atentado contra funcionario público, que se contraten vigilantes de seguridad o que se instalen botones antipánico. Además, si la agresión tuviese la gravedad oportuna, pedimos que sea la propia Administración la que se persone en la causa en defensa de sus trabajadores. Por supuesto, para CSIF, la principal actuación que tiene que hacer el Servicio Andaluz de Salud es dotar de recursos humanos y materiales a todos los centros de salud, hospitales e instituciones sanitarias teniendo como objetivo mantener el Estado del Bienestar.