La Consejería de Fomento y Vivienda ha concluido todas las obras impulsadas durante el segundo semestre del pasado año para la rehabilitación de 494 viviendas en arrendamiento y que forman parte del parque público autonómico titularidad de la Agencia de Vivienda y Rehabilitación de Andalucía en la provincia de Jaén, cuya inversión ha ascendido a 1,2 millones de euros.

Las obras, repartidas por cinco municipios, se han englobado en 16 actuaciones: Seis de ellas en edificios del centro histórico de Baeza (113 viviendas), otras cuatro en el centro histórico de Úbeda (38 viviendas), cuatro en la barriada Lagunillas-Puerta Madrid, de Andújar (188 viviendas), una en Linares para 36 viviendas de Arrayanes, y la última en las 119 VPP de Villacarrillo.

Estos trabajos, cofinanciados con fondos FEDER y que en Andalucía ha supuesto la mejora de 6.158 viviendas, han consistido en la adecuación de las zonas comunes de los edificios que albergan estas viviendas. De estos trabajos se han beneficiado un total de 11 barrios y centros históricos declarados áreas de rehabilitación integral, así como 18 barriadas de distintas ciudades distribuidas en las ocho provincias andaluzas. Las 103 obras desarrolladas durante el pasado año, financiadas con fondos FEDER, del Estado y de la Junta de Andalucía, han supuesto una inversión de 11,6 millones de euros y han generado cerca de 1.500 empleo.

        Las actuaciones cofinanciadas con fondos FEDER se han desarrollado en espacios comunes de bloques de viviendas en alquiler de la Junta, en los que se han reparado fachadas, cubiertas, redes de saneamiento, instalaciones y servicios. Muchas de estas obras vienen a complementar las que se ejecutaron durante los últimos meses de 2014 y primeros de 2015, al amparo del Decreto de Construcción Sostenible, actuaciones que permitieron cambiar ventanas, rehabilitar las cubiertas y proteger las fachadas para mejorar el aislamiento de decenas de edificios, con lo que se ha conseguido aumentar el confortabilidad en estos hogares, reduciendo el consumo de energía y limitando además la emisión de CO2 a la atmósfera.

        A la inversión que se ejecutó en aquella intervención, superior a los 27 millones de euros en Andalucía, se suman ahora los 11.663.446 euros que se han destinado a las obras recién finalizadas, prácticamente la totalidad de las que se habían contratado, salvo algunas que por ser de mayor calado, al incluir rehabilitación integral de los edificios, se prolongarán durante los primeros meses de 2016. Es el caso de la rehabilitación integral de edificios aún en ejecución localizadas en la barriada almeriense de El Puche y en el sevillano barrio del Polígono Sur. En la primera actuación, los trabajos comenzaron el pasado mes de junio y estarán terminados en enero de 2016, afectando a dos bloques, Manolo Caracol 2 y 6, con 32 viviendas que se están rehabilitando al completo, además de renovarse todas las instalaciones y espacios comunes. En el Polígono Sur sevillano, los trabajos de reforma integral afectan bloque 1 del Conjunto 4 de la barriada Martínez Montañés, donde otras 16 viviendas se están sometiendo al mismo proceso durante un período de obras de 8 meses.