FACUA Linares, considera que la salida a la crisis económica no puede sustentarse en un aumento compulsivo del consumo. Por este motivo, recomienda a los consumidores que desoigan las llamadas que, coincidiendo con la llegada de las fiestas navideñas, de reyes, les incitan a aumentar sus gastos en alimentación, regalos, ropas, juguetes, comidas de navidad, artículos muchos innecesarios..

FACUA recuerda, que el consumo irracional es una de las causas que han provocado la actual situación de sobreendeudamiento que padecen muchas familias, por compra en alimentación desmesurada, por regalos en navidad y reyes, por lo que aconsejamos que adaptemos nuestros gastos a nuestras reales posibilidades económicas y no dejarnos llevar por las luces de neón.

A tal efecto, considera que se debe tener en cuenta el aumento de coste que supone financiar las compras navideñas, sobre todo, si se hace mediante la utilización de tarjetas de crédito.

FACUA Jaén advierte que las compras con pago aplazado suponen siempre un considerable aumento del importe a pagar como consecuencia de la aplicación de los intereses que se aplican a dichas operaciones, sobre todo sin son Tarjetas de Crédito que tienen un tipo de interés bastante más elevado de lo que parece.

Desde la asociación se indica, que el asunto que genera un mayor número de consultas y denuncias por parte de los consumidores es el relacionado con las devoluciones de los productos que adquieren durante Navidades y Reyes. Importante por tanto es que el consumidor y usuario sepa sus derechos, muchísimos de ellos ignoran cuáles son sus derechos y como ejercerlos.

Por este motivo, la asociación señala que, antes de pagar, debemos comprobar y hablarlo con el comerciante la posibilidad de cambiar los artículos por otro o por la devolución de su importe. FACUA Jaén les hace saber a los consumidores, que los establecimientos comerciales están obligados a sustituir el producto defectuoso por otro en cualquier época del año, por lo que es derecho reconocido en la Ley de Garantías existente en España desde bastante tiempo atrás.

Sin embargo, si la causa de devolución no está relacionada con un problema o defecto del producto, debemos atender a la garantía comercial que, libremente, establece cada establecimiento, y que será la que establezca o no la posibilidad de efectuar dicha devolución y las condiciones, en su caso, para poder efectuarlo. Importante negociar con el comercio la posibilidad de la devolución para no tener sorpresas luego y que no nos admitan la devolución del producto adquirido.