5.000 escolares de toda la provincia han conocido “la extraordinaria labor que realizan los agentes del Cuerpo de Policía Nacional” a través de las exposiciones y actividades que desarrolla el Museo Policial de la Comisaría de Linares desde que abriera sus puertas en mayo de 2013. Un centro que hoy ha visitado el subdelegado del Gobierno, Juan Lillo, junto al inspector jefe de la Comisaría linarense, Jesús Cobo, para recibir el material escolar e informático que ha donado al centro la Fundación La Caixa.

En concreto, se trata de mil gorras financiadas por la Fundación la Caixa y un ordenador para exhibir a los escolares las distintas presentaciones y campañas que el Museo les ofrece. Colaboración, ha reseñado Lillo, que ayuda a que “llamemos de una forma más eficaz la atención de los menores en la labor de prevención de delitos”. Así, ha agradecido el esfuerzo de los funcionarios de la Comisaría de Linares por “atender a los escolares y dedicar su tiempo a esta imprescindible labor educativa”.

Entre las presentaciones que el nuevo material informático va a permitir mostrar a los escolares visitantes se encuentra la Web Infantil de la Policía Nacional, creada por el Ministerio del Interior. Una herramienta que, además de juegos y concursos de dibujo para los más pequeños, ofrece consejos para que “eviten ser víctimas de delitos y que caigan en las redes de desaprensivos”. Consejos para no ser víctimas de delincuentes a través, por ejemplo, de las redes sociales y del uso de internet.

Como ha recordado el subdelegado, el Museo abrió sus puertas el 3 de mayo de 2013 con la asistencia del Director General de la Policía Nacional, Ignacio Cosidó. Desde su apertura ha recibido la visita de 5.000 escolares, autoridades, reconocidos artistas y ciudadanos en general para conocer “más y mejor el trabajo diario de su Policía” a través, por ejemplo, de colecciones de uniformes policiales de diferentes épocas, así como de las Unidades especiales, armamento, documentos de interés policial, efectos de Policía Científica y un robot utilizado para la desactivación de explosivos.